Ilarí Obá

By Christina Velasco, Oló Oñí Iyá

I turned 20 on July 24, 2002. Oshún’s wemilere was held on July 29, 2002 at the BRAVA, Women for the Arts Center in San Francisco. BRAVA, a non-profit organization, purchased the historic York Theater on 24th Street, San Francisco in 1986. It was the 1926 former Roosevelt vaudeville house turned art movie house (York Theatre). BRAVA had it beautifully restored. Since this was not meant to be a stage performance, we held the celebration in the theatre’s large lobby. The drummers played against a gold leaf frescoed wall. The theatre’s high vaulted lobby ceilings profoundly resonated our voices. We had added natural lighting from the glass wall to the street.

An altar was constructed. Angel Vargas from Miami created the throne. It was fabulous! Oshún, Yemojá, Orishaokó (my father) and Elegbá were displayed. Sorry to say, my god brother Jay Pérez, Somileké, quickly scolded all with cameras. I didn’t care about cameras and would have loved to have a visual remembrance of it. Ironically, the drummers had their own cameraman documenting them.

Petie De Jesús, Obindé Omó Yesá, had his crew of drummers playing fundamental batá. Carlos Aldama sang. Marcus Gordon, Salakó (the first African-American initiate in the San Francisco Bay Area, who was ordained by the late Elfidio “Corbatica” Alfonso, Oba’fún), O’Tobaji Steward, Obatero and Isidro Valor (omó Elegbá) joined in. Petie said his drums are the only ones in the U.S. that has been consecrated in Matanzas in such a way where they can be played for Babalawos. I don’t understand what that means?? Two iyawós were presented, an Oshún and a Yemojá. The young Yemojá, only days old was touched! It was beautiful.

There must have been close to three hundred people. People from various ilés in our area came. People who rarely leave their own homes came. There were those who came together under the same roof despite their differences amongst each other. People, I didn’t know came. Many drove many hours. One flew in from New York for this. One flew down from Seattle looking for an ilé. One took the train up from Los Angeles. We were spread out from the lobby, to the 3rd floor “Little Theatre” where we ate, socialized and had childcare and spilled out onto the street in front of the theatre.

There were at least 3 oshas that same weekend. No drummers were available for them as they were at my event or on the road stuck in traffic trying to get to my event. There was a funny story from my uncle in osha, Papo De Jesús, Obá Kosó Niké. He was leaving to take the Obá, Ysamur “Sammy” Flores, Yewandé, when he looked in his rear view mirror and noticed that everyone was about to follow him to San Francisco, leaving an iyawó under the throne alone. He ended up staying home and everyone else left. It was the iyawó’s dia de medio.

Jay found Alberto Morgan from New Jersey to dance for me. Morgan originally arrived to the U.S. from Cuba during the 1980 Mariel. Morgan is Carlos Aldama’s god brother. Morgan was at my Osha in Miami in 1982. He actually remembered me! It took a long time for Oshún to arrive but when she did, she stayed for a long time and spoke to everyone, even the drunk party crasher from the street. Of the many beautiful things she said to me, I was at first dumbfounded when she arrived and said that now that I made her come, what do I want? I had my mouth open, making the stupid sound of ahhhhhh when I blurted out in English “Unity in the Community”. She said something of all the different eyes here to see, who came because of me and they will talk of today for a long time. It is so true! My phone hasn’t stopped ringing each day, as well as the many emails and e-cards from people saying they had a good time. I AM SO HAPPY!

I spoke to the Founder and director of BRAVA. She told me that the local beat cops came up to her today. They inquired about the “religious” event last Sunday. The police officers said that there was a beautiful energy that flowed out of the theatre. It was so warm and positive for whole neighborhood. Imagine that!

I want to publicly thank Ramona Butler, Omí Ladé Ilú, Chisa Jordan, Obá Ewín of the Piraña’s house for your love and support, all my godchildren for making the wheels of this event run smoothly, and lastly to my godbrother Somileké (he says we belong to the Pimienta Colorado house) for taking charge and for running the show. Modupé ó!

Christina Velasco
Oló Oñí Iyá

Ever since I received my awo’fá’kan in the town of Regla—Cuba— from my Babalawo Norberto Díaz, Baba Ejiogbé, he impressed upon me the importance of knowing the annual predictions of Ifá and the value of following the Orishas’ advice and performing the recommended ebós to achieve the blessings foretold and avoid or diminish the negative aspects that the odu announced.

With the help of modern technology, it has become easier to learn the divination for the year from various parts of the Americas. I have had the pleasure of establishing contacts with Olorishas from many of the countries referred to herein, and they in turn, enlighten me and keep me abreast of occurrences within their geographical area that may be of interest to myself.

For some time now, I have been compiling these predictions and keeping an annual journal of them. I now share this with the readers of Eleda.Org, and hope it is of value to other Olorishas. The divinations I have compiled are derived from the following places:

Cuba 1:

  • Comisión de la Letra del Año. Avenida 10 de Octubre, # 1509, La Vibora, Habana, Cuba, directed by Lázaro Cuesta, Iwori Bofún.

Cuba 2:

  • Asociación Cultural Yoruba. Prado # 65, La Habana Vieja, Habana, Cuba.

Cuba 3:

  • Norberto Díaz, Babá Ejiogbé—this is the personal odu of my ilé Ifá—Regla, Havana, Cuba.

United States:

  • Comisión Para la Letra del Año. Miami, directed by Manuel Erize.

Puerto Rico:

  • Templo Yoruba Omó Orisha, Inc., directed by the Temple’s president, Omó Odu Roberto Boluffer, Ogundá Lení.

Mexico:

  • Babalawos de Mexico under the direction of Leonel, Oshé’waní.

Odus:

Cuba 1:

  • Ejiogbé Ogundá, eyó nibo joko abe awo kafete leri– tragedy and arguments regarding religious matters brought about by one’s head.

Cuba 2:

  • Oshé mejí, iré arikú yalé ‘lese Oshún – blessings of health provided by Oshún.

Cuba 3:

  • Oyekún Odí, iré arikú yalé ‘lese Elegbá – blessings of health provided by Elegbá.

U.S.:

  • Ìwori Ofún, iré susu yalé ‘lese Obatalá – blessings of all good things provided by Obatalá.

P. R.:

  • Oturupón Osá, iré dewán ‘lese Elegbá – blessings that will arrive little by little provided by Elegbá.

Mexico:

  • Ejiogbé Otura, iré arikú yale ‘lese Olofín – blessings of health provided by Olofín.

Ruling Orishas:

Cuba 1:

  • Shangó & Yemojá

Cuba 2:

  • Yemojá & Orunmilá

Cuba 3:

  • Obatalá & Yemojá

U.S.:

  • Yemojá & Elegbá

P. R.:

  • Shangó & Oyá

Mexico:

  • Shangó y Oshún

Flags:

Cuba 1:

  • Red with the borders in Blue

Cuba 2:

  • Blue with the borders in Green

Cuba 3:

  • Half white and half blue with the borders in white

U.S.:

  • Half blue and half red with the borders in black

P.R.:

  • Half red and half multicolored with the borders in white

Mexico:

  • Half red and half yellow with the borders in white

Ifá’s advice:

  • Avoid any displays of ostentation, disputes, or offending others.
  • Avoid problems with the law, and keep all documents with expiration dates in order.
  • Avoid arguments, gossip, and intrigue, either at home, work or the street.
  • Avoid gluttony and vices.
  • Avoid excessive drinking to avert embarrassment and diseases.
  • Avoid the use of firearms. Those that carry them should be very careful with them.
  • Avoid verbal or physical abuse of women.
  • Be selective with your godchildren, and avoid confrontations between godparents and godchildren.
  • Do not stay outside late at night unless is necessary.
  • Do not tell lies so you will not be discovered.
  • Fulfill all the promises and/or pending ritual to the dead.
  • Greed can bring us serious consequences.
  • There will be a growing interest in the search for the Yoruba faith.
  • Growing lack of respect from the young to the elders and vice versa, and ill feelings between children and their parents because of things done in the past.
  • Important increase in the control of identifications, customs, and immigration.
  • It may be a prosperous year. Those that work will be rewarded. Those that do not will end up in the street.
  • Marital problems due to lack of understanding and external intervention.
  • Mothers should attempt to influence positively the formal education of their children to avoid social deformities.
  • The economy will advance in the second semester.
  • Perform a medical check up, and take immediate care of any medical condition.
  • Prepare for natural disasters or atmospheric problems.
  • Take care of your abdomen in general. Women should check for menstrual problems, and be careful with miscarriages and abortions.
  • Take care of your blood, and beware of sexually transmitted diseases and excess worries.
  • Try to solve any doubt or situation through divination with the orishas.
  • Avoid foods that are high in saturated fats, salt or fried, and specially leftovers.
  • Take special care of employment to avoid losing it. Careful with despair because that could lead to mistakes that we could regret.
  • Watch out for the children so we do not give them bad examples, and keep especially vigilant so that they do not incur in corruption, drugs, vices or prostitution.
  • Watch out for the family integrity and relationships, and stress comprehension and analysis of economic and family matters.
  • Watch out for the family unity. In this year, people should be close to blood and religious family.
  • Careful with the sea, boats, and drownings.

Recommendations:

  • Ask our mother for her blessing often.
  • Clean the house with religious elements, beginning with a paraldo with a rooster.
  • Keep one’s head covered.
  • Do not eat mamey. It should only be used for ebó or adimú.
  • Do not leave anything for later. We should perform the ebós Ifá has recommended as soon as possible.
  • Do not wear black clothes.
  • Fulfill any promises or debts with Araorún as soon as possible.
  • Offer toasted corn, smoked fish and jutía to shilekún—the front door.
  • Masses in Church for parents, godparents and deceased family members.
  • Masses in Church for the living and for the dead.
  • Avoid sorcery and cursing others for it will be castigated heavily.
  • Pay homage to Oshún throughout the year.
  • Pay homage to the spirits and the dead.
  • Perform frequent check ups if pregnant.
  • Pray to all the orishas and in special to ones personal orisha.
  • Put a small bell behind the entrance door.
  • Put a white plate with water and 16 branches of basil, and on the 6th day, mix it with ori, efún, and dry wine and use this to bathe.
  • Spiritual masses.
  • Take baths with white flowers, ori and efún.
  • Take special care of teenage girls—virgins.
  • Wear a rosary and pay a visit to a Church.
  • Wear the necklace of Obatalá and Yemojá.

Awón Adimú:

Elegbá:

  • Give him a small bell, and sound it to salute and pray to him
  • Feed Eshú in the corners and in the trash
  • Offer Elegbá three small chicks and three days later, give him three more
  • Cleanse oneself with three little packages with toasted corn, smoked fish and jutía, and throw them to different parts or roads.

Ogún:

  • Clean oneself with a white guinea hen.

Oyá:

  • An adimú of one’s choosing.

Oshún:

  • Offer her a sunflower and a bottle of honey. Once the flower is dry, throw it on the street in front of your house.

Yemojá:

  • Wash one’s head with her omieró and sacrifice two white roosters to her.

Obatalá:

  • Pray to him with eight small, white rolls with ori and efún sprinkled on top, and eight small white flags, one on each roll.

Shangó:

  • An adimú of one’s choosing.

Orunmilá:

  • An adimú of one’s choosing.

Ebo:

Cuba 1:

  • One rooster for Shangó and Ogún, together, sacrificed at the entrance to one’s home.

Cuba 2:

  • One rooster, mixed beans, leftovers, one yellow piece of cloth, many cloths of different colors, the measurement of the person, smoked fish and jutía, ori, epó, honey, two candles, two coconuts, coins.

Cuba 3:

  • One rooster, smoked fish and jutía, toasted corn, efún, cotton, herbs from osayín, coins, three tips from “mother-in-law’s-tongue” plant, one small pumpkin, dirt from the crossroads, sand, one male figure, corn meal, two eyes.

U.S.A.:

  • One rooster, three chicks, dirt from the crossroads, one male figure, one female figure, smoked fish and jutía, and toasted corn.

Mexico:

  • One rooster for Elegbá; two pigeons for Orí; sixteen white candles for Olofín or for Obatalá, and light one every day.

Dr. Francisco J. Peña, Obádélé,
Babalorisha Oní Shangó, Mexico D.F.

Dr. Francisco Peña, Obadelé,
Babalorisha Oní Shangó

Desde que recibí mi awofakan en la Ciudad de Regla de manos de Norberto Díaz, omó Oshosi, Babá Ejiogbé, me ha inculcado la importancia de conocer la predicciones de Ifá para el año que comienza, así como la importancia de realizar en su totalidad las instrucciones prescritas para obtener más fácilmente las suertes que nos deparan, y para evitar o disminuir los males que se puedan presentar.

Así que desde entonces y ahora con la ayuda de la tecnología, ha sido más fácil conocer lo que en diferentes lugares del mundo, y las diferentes comisiones de Babalawos encargadas de este evento, obtuvieron.

Es mi particular interés conocer estos resultados, ya que tengo el honor de contar con la amistad de múltiples personas en todas estas áreas geográficas, y para darme una idea de lo que puedo esperar del curso de nuestro planeta a lo largo de todo el año. Aquí se presenta una muy breve compilación del resultado de esas reuniones en Cuba, Estados Unidos, Puerto Rico, México, y por supuesto en la casa de mis mayores. Los origenes son los siguientes:

Cuba 1:

  • Comisión de la Letra del Año. Avenida 10 de Octubre, # 1509, La Vibora, Habana, Cuba, dirigida por Lázaro Cuesta, Iwori Bofún.

Cuba 2:

  • Asociación Cultural Yoruba. Prado # 65, La Habana Vieja, Habana, Cuba.

Cuba 3:

  • Norberto Díaz, Babá Ejiogbé—esta es la vista de mi ilé Ifá—Regla, Havana, Cuba.

United States:

  • Comisión Para la Letra del Año. Miami, dirigida por Manuel Erize.

Puerto Rico:

  • Templo Yoruba Omó Orisha, Inc., dirigida por el presidente del Templo, Omó Odu Roberto Boluffer, Ogundá Lení.

Mexico:

  • Babalawos de Mexico bajo la dirección de Leonel, Oshé’waní.

Odus:

Cuba 1:

  • Ogbé Ogundá, eyó nibó joko abe awo kafete lerí— tragedia y discusión relacionada a los asientos y las consagraciones por la propia cabeza

Cuba 2:

  • Oshé mejí, iré arikú yalé ‘lesé Oshún—un bién de salud, firme y seguro, al pie de Oshún

Cuba 3-Ilé de Norberto Díaz, Babá Ejiogbé:

  • Oyekú Odí, iré arikú yalé ‘lesé Elegbá— un bién de salud, firme y seguro, al pié de Elegbá

U.S.A.:

  • Iworí Ofún, iré susú yalé ‘lesé Obatalá—un bién de todas las cosas buenas al pie de Obatalá

Puerto Rico:

  • Oturupón Osá, iré dewán ‘lesé Elegbá—un bién que nos llegará poco a poco, al pie de Elegbá

Mexico:

  • Ogbé Oturá, iré arikú yalé ‘lesé Olofín—un bién de salud, firme y seguro, al pié de Olofín

Orishas Gobernantes:

Cuba 1:

  • Shangó y Yemojá

Cuba 2:

  • Yemojá y Orunmilá

Cuba 3-N. Díaz:

  • Obatalá y Yemojá

U.S.A.:

  • Yemojá y Elegbá

P. R.:

  • Shangó y Oyá

Mexico:

  • Shangó y Oshún

Bandera:

Cuba 1:

  • Roja con ribete azúl

Cuba 2:

  • Azúl con ribete verde

Cuba 3-N. Díaz:

  • Mitad blanca y mitad azúl con ribete blanco

U.S.A.:

  • Mitad azúl y mitad roja, con ribete negro

Puerto Rico:

  • Mitad roja y mitad de colorines, con el ribete blanco

Mexico:

  • Mitad roja y mitad amarilla, con ribete blanco

Consejos de interés:

  • Aumento de falta de respeto de menores a mayores y viceversa, así como el rencor de los hijos a los padres por acciones del pasado.
  • Cuidado con el mar, embarcaciones y personas ahogadas.
  • Cuidado con las comidas altas en grasas saturadas, sal o fritas, y sobre todo con las comidas atrasadas.
  • Cuidar a los niños dentro de las familias, para que no reciban malos ejemplos, evitando que incurran en prostitución, corrupción y drogas.
  • Cuidar el empleo que se tiene para no perderlo, para garantizar los bienes de consumo, y no desesperarse, ya que eso podría conllevar a incurrir en errores de los cuales nos podríamos arrepentir.
  • Cuidar la integración de la familia y las relaciones de parejas, aumentando la comprensión y el análisis sobre temas económicos y familiares.
  • Cuidar la unidad familiar. En este año, la gente debe de estar cerca de su familia de sangre y su familia religiosa, ya que la unión hará la fuerza para el vencimiento de las dificultades.
  • Cuidarse de no caer en glotonería o en vicios de excesos.
  • Cuidarse de no decir mentiras, para no pasar bochornos.
  • Cuidarse el vientre en general y las mujeres de problemas menstruales y embarazos, abortos o partos prematuros.
  • Cuidarse la sangre, los nervios y de enfermedades sexualmente transmisibles.
  • Cumplir todas las promesas o deudas rituales pendientes.
  • Es un año prospero. El que trabaje durante el año, verá los frutos del trabajo. El que ande de vago se quedará en la calle.
  • Evitar discusiones, chismes y conversaciones, tanto en la casa, el trabajo o la calle.
  • Evitar el maltrato físico o verbal a las mujeres. Respetarlas.
  • Evitar excesos en la ingestión de bebidas alcohólicas para no pasar bochornos o enfermedades.
  • Evitar la prepotencia y la ostentación, para no caer en discordias, disputas o rencores.
  • Evitar problemas de justicia, y mantener en regla todos los documentos de identificación ó que puedan tener vencimiento.
  • Evitar usar armas de fuego. Los autorizados para portarlas, deberán ser cautelosos con las mismas.
  • Hacerse un chequeo médico y atenderse de inmediato cualquier situación.
  • Incremento de la forma de vida de las personas en el segundo semestre.
  • La avaricia y la codicia pueden traernos graves consecuencias.
  • Las madres deberán influir en la educación formal de los hijos en sentido positivo, para evitar deformaciones sociales.
  • Mayor interés en busca de la Fe Yoruba-Lukumí.
  • No andar por la calle de noche sin necesidad.
  • Notable aumento de los controles de identificación e inmigración.
  • Prepararse para enfrentar cualquier tipo de desastres naturales ó de problemas climatológicos.
  • Problemas matrimoniales por incomprensión e intervención externa.
  • Ser selectivos con los futuros ahijados y evitar enfrentamientos entre padrinos y ahijados.
  • Tratar de resolver dudas y situaciones a través de la consulta a los orishas por medio de la adivinación.

Recomendaciones:

  • Atender a los ancestros y a los espíritus.
  • Atender mucho a Oshún durante todo el año.
  • Cuidar mucho a las doncellas.
  • Cumplir con cualquier fiesta, promesa o alegoría a los espíritus y los muertos.
  • Darle a la puerta de la casa pescado, jutía y maíz tostados.
  • Darse baños con flores blancas, cacao y cascarilla.
  • Hacer limpiezas a la casa, empezando por un parádo con un pollo jabado.
  • Mantener el cuidado prenatal adecuado.
  • Misas en la iglesia a los difuntos; misas en la iglesia para los padres, padrinos y familiares difuntos.
  • Misas Espirituales.
  • No comer mamey (sapote). El mamey sólo se usa durante este año para ebó, parádo ó adimú.
  • No dejar las cosas para después, para que no salgan mal. Hacer las cosas con prontitud.
  • No estar haciendo enviaciones de caldero, porque pueden ser contraproducentes.
  • No vestir de negro.
  • Pedirle la bendición a la madre.
  • Poner ofrendas a los muertos y espíritus.
  • Poner un plato blanco con agua y 16 ramitas de albahaca, y a los 6 días, echarle cacao, cascarilla y vino seco y darse un baño con ello.
  • Poner una campanita atrás de la puerta de la casa.
  • Rogarle a todos los orishas, y en especial a su orisha tutelar.
  • Usar el collar de Obatalá y de Yemojá.
  • Usar un rosario y visitar al Santísimo y las Iglesias.
  • Utilizar gorro o pañoleta para atraer la suerte.

Awon Adimú:

Elegbá:

  • Ponerle una campanita, tocarle y rogarle con ella
  • Darle de comer a Eshú en las esquinas y en la basura
  • Darle tres jío jíos y a los tres días, darle tres más
  • Limpiarse con tres paquetitos con pescado, jutia y maíz tostado y botarlos para diferentes caminos.

Ogún:

  • Limpiarse con una guinea blanca.

Oyá:

  • Adimú de propia inspiración.

Oshún:

  • Ponerle un girasol natural con un pomo de miel. Una vez que se haya secado el girasol, tirarlo a la entrada de la casa.

Yemojá:

  • Lavarse la cabeza con su omieró y darle dos gallos blancos.

Obatalá:

  • Rogarle con ocho panes con cacao, cascarilla y encrustarle una bandera blanca a cada pan.

Shangó:

  • Adimú de frutas de propia inspiración.

Orunmilá:

  • Adimú de propia inspiración.

Ebós:

Cuba 1:

  • Un gallo para Shangó y Ogún en la puerta de la casa.

Cuba 2:

  • Ebó até con un gallo, miniestras, comida atrasada, un paño amarillo, paños de diferentes colores, medida de la persona, pescado, jutia, cacao, corojo, miel, dos velas, dos cocos, monedas.

Cuba 3-N. Díaz:

  • Ebó até con un gallo, pescado, jutia, maíz tostado, cascarilla, algodón, de todas las hierbas de Osanyín, monedas, tres puntas de lengua de vaca vegetal, una calabacita, tierra de las cuatro esquinas, arena, un muñequito, harina de maíz, dos ojitos

U.S.A.:

  • Ebó até con un gallo, tres jio jios, tierra de las cuatro esquinas, un muñequito, una muñequita, pescado, jutia, maíz tostado.

Mexico:

  • Un gallo para Elegbá, dos palomas para Orí, y diez y seis velas blancas para Olofín ó para Obatalá, y encender una diaria.

Dr. Francisco J. Peña, Obádélé
Babalorisha Oní Shangó, Mexico D.F.

Adivinación del Templo Yoruba de Puerto Rico
P.O. Box 11217
San Juan, Puerto Rico 00922

Figur

La adivinación se llevó a cabo el primero de enero, bajo la dirección del fundador del templo, Roberto Boluffer, Omó Odú Ogundá Lení, y contó con la participación de un nutrido grupo de Babalawos y Olorishas de la isla.

Odu:

Oturupón’sá – Ifá de traición.

Iré dewán lese Elegbá (este iré nos llegará poco a poco)

Aladimú a Shangó – lo que se le quiera poner

Aladimú a Oyá – lo que se le quiera poner

Gobierna: Shangó

Acompaña: Oyá

Defiende: Elegbá

Este pide tres jio jio (pollitos) y a los tres dias darle tres más. Se despachan para el monte.

Bandera:

La bandera de este año es mitad roja y mitad de colorines, con una franja blanca alrededor.

Roberto Boluffer, Ogundá Lení, explicando el odu del año en Puerto Rico.

Rezo del Odu:

Ofún lorukó eyó aro kolese okitilebó

Abijé malá malá

Adifafún loko tinshoma onsha kirín

Shekún ofidán eyelé lebó

Es importante este año que las personas hagan hincapié en hacerse los ebó recomendados por Ifá.

Consejos de Lázaro Canto, Ogbeyonu

“La letra viene con un iré muy bonito, Iré dewán, pero para convertirlo en iré firme, hay que hacerle cosas a Elegbá. Hay que darle tres jio jio (pollitos) a Elegbá y a los tres dias, darle tres más. En este Odu hablan el Elegbá del monte, (el) del río y el de la loma. Puede ser un año de desenvolvimiento para aquellas personas que actúen correctamente y con mucha fé.”

Recomienda que se hagan tres paquetes con maíz tostado, pescado ahumado y jutía, y se limpie todo el mundo en la casa y se despachen en tres lugares diferentes.

En este año hay que hacer limpiezas en la casa, comenzando con un panaldo con un pollo jabao.

En este año no se debe estar haciendo enviaciones de muertos obscuros ni de calderos pués es peligroso para las personas que acostumbran hacerlo.

En este signo hablan mucho Shangó y Oyá.

Oyá se transformaba en la noche y su madre Obatalá sufría mucho porque su hija no era felíz ya que de día reía y de noche lloraba.

En este año se debe atender a los Egún, hacer misas espirituales en su casa, etc.

Es un buen año para que las personas se organicen y se únan, tanto con familiar de sangre como hermanos de la religión.

Cuidar mucho las doncellas.

Los hijos de Oyá deben cuidarse mucho de caprichos porque pueden perder la cabeza.

Consejos de Luis Ramos, Irete Asá

Este Ifá habla de la salud, de los problemas estomacales debido a las aguas que se toman, que pueden estar contaminadas, aún las de botella. Tener cuidado con las comidas que comemos que puedean afectar el colon. Evitar comidas picantes.

Estan gobernando Shangó y Oyá, que son dos Orishas que tienen que ver con el fuego y cosas de alta vibración. Hay que cuidarse la presión arterial. Hay que cuidarse mucho la salud en general y ejercitarse. Los hijos de Shangó deben cuidarse mucho la presión arterial y el sistema nervioso.

En este año debemos economizar.

Las disputas entre los miembros de los partidos politicos van a continuar y eso afectará mucho al país.

Cuidado con separaciones familiares y religiosas. Cuidar el núcleo familiar, reunirse y entre todos dialogar lo bueno y lo malo. Se refiere también a la familia de Osha. Debemos aprender a perdonar.

Este año las personas iniciadas deben recibir Oyá. Debemos vestir mucho de blanco este año.

Este Odu habla de embarazos no deseados donde la persona maldice su barriga. No se pueden hacer abortos.

Es importante usar el idé de Orunmilá, ya que este es el pacto de Orunmilá con la Muerte.

Hay que tener buena comunicación con Elegbá y mantener las casas limpias.

Consejos de Roberto Boluffer, Ogundá Lení

En la preparacion para la apertura del año 2002, fue importante la cantidad de ceremonias que tuvimos que hacer, especialmente por la parte este de Puerto Rico. Es significativo porque en este Ifá hay un triángulo donde hablan el niño, la niña y Oroiña. El niño y la niña pueden crear problemas atmosfericos. El año pasado, gracias a Olofín, Orunmilá y todos los Orishas, nada nos afectó en Puerto Rico. Este año tenemos a Oroiña—que es el centro de la tierra—en ese triángulo, y si se combina con el niño y la niña, podríamos tener movimientos sísmicos. Confiémos en Shangó, Oyá y Elegbá qué nada de esto suceda.

En este signo se crearon algunos de los animales sagrados de nuestra religión. Cuando Olofín comenzó la creación del universo, a cada animal le fué otorgando sus virtudes de acuerdo a lo que creía conveniente para su uso en este planeta. Por ejemplo, el leopardo, por sus virtudes, es el animal sagrado de nuestra religión. Este nace en Ejiogbé. Hay otro animal muy importante por sus fundamentos y secretos que ni tan siquiera los zoólogos han podido descubrir. Esta ave es el águila.

Esto nace en una tierra cerca de Abeokuta que la atraviesa el Rio Oyá, y donde gobernaba Oyá quién tenía muchos traidores a su alrededor que querían destronarla. Se le comenzaron a infiltrar personas de otras tribus. Esta sufría mucho porque no podía resolver este problema ya que el ejército enemigo se vestía igual que los soldados de ella y se confundían con su ejército. Oyá se miro con Ifá y le contó su problema. Este le dijo que tenía a su mejor amigo que la podía ayudar. Se trata del aguilucho que con el poder de su vista y lo alto que volaba podía desde arriba identificar a los enemigos de Oyá. Asi con la ayuda de su amigo el aguilucho, pudo vencer su guerra y castigar a todos sus enemigos y seguir gobernando en su tierra.

Oyá es osha de día y de noche se convierte en orisha en forma de un antílope cuya cara asimila una careta. Este animal se llama Kudu.

Cuando Olofín creó a los animales, les permitió sufrir y sentir pero dejó para los humanos el reir.

Volviendo al águila, esta cuando se apareja, construye su nido el cuál ella usa para toda su vida. Por razones inexplicables que aún no se han podido descifrar, en este nido se van formando unas piedras de diferentes tamaños, duras y huecas, con oxígeno y unas piedrecitas adentro que si se mueve, tiene un sonido especial. Estas se llaman piedras de aguila. Los viejos babalawos y osayínistas tenian conocimiento de estas piedras en relación a Osayín. Todos nuestros animales sagrados poseen diferentes virtudes.

Con esta trilogía de Shangó, Oyá y Elegbá, con nuestro buen comportamiento, mucha fé, y aprendiendo a perdonar, podemos vencer los obstáculos que se nos presenten. Si nos unimos y trabajamos bien, tendrémos un buen año. Si hacemos todo lo contrario, tendrémos pérdidas y fracasos, y no podremos culpar a nadie. Sea honesto y acepte sus culpas.

Este signo habla de que hay que cuidar la cabeza y las extremidades.

No debemos decir mentiras, en especial a los niños. Debemos cuidar con quién y dónde los dejamos.

Este año es sumamente importante la unión del núcleo familiar, asi cómo el águila que sigue con su familia de generación en generación y nunca la abandona.

Mensaje final para meditar

El aguila nace, crece, se hace adulta y cuando se siente debil, se va a una cueva en lo alto y se esconde. Con sus patas y el pico se saca todas las plumas. Con el pico se saca las garras. Se golpea el pico contra las piedras y se lo quita. Luego entra en un estado catatónico ó de meditación, ó un secreto que desconocemos que Olofrn le dió que a los 21 días tiene nuevas plumas, garras, y pico. Sale de nuevo a volar y enfrentar todos los problemas que puedan existir, y cuando el aire la golpea fuerte, saca nuevas fuerzas y vuela más alto.

¿Referirá esto la reencarnación del hombre?

Si este año los problemas lo golpean duro, no pierda la fé. Hable con Olofín, Orunmilá, sus Orishas, sus Egún y con usted mismo, y haga como el águila: saque fuerzas y vuele más alto, y verá que podrá vencer todos los obstaculos que este año le pueda traer.

Historia de Oturupón’sá

Había una vez un jefe de bandoleros que tenía Mano de Ifá. Un día los bandoleros se reuniéron y uno de ellos dijo que en el pueblo había un viejo que decia que lo sabia todo y estos decidieron matarlo. El jefe de los bandoleros que era ahijado del viejo, fué y se lo dijo. Cuando este se registró le salió este odu, é Ifá le instruyó que hiciera ebó y que cuando lo vinieran a buscar para invitarlo a una comida, que dijera que “Sí” y después se fingiera enfermo y fuera al baño. Así lo hizo y lo mandaron al baño con dos escoltas. Cuando entró, allí estaba Elegbá que había abierto un hueco por donde lo sacó, y el viejo se fué a su casa. Cuando lo buscaron encontraron el baño vacio. El jefe de los bandoleros pensó “esto quiere decir algo.” Fueron a ver al viejo y encontraron a Orunmilá sentado con Elegbá a su lado. Cuando el jefe entró saludó a su padrino y Elegbá les dijo “Para salvarse todos, tienen que hacer Ifá.”

Iború, Iboyá, Iboshishé

Templo Yoruba de Puerto Rico
P.O. Box 1121
San Juan, Puerto Rico

The divination took place on January 1st, under the guidance of the Temple’s founder, Roberto Boluffer, Omó Odú Ogundá Lení, along with the participation of a varied group of the island’s Babalawos and Olorishas.

Odu:

Oturupón’sá – Ifá de traición.

Iré dewán lese Elegbá (an iré that shall arrive bit by bit)

Aladimú to Shangó – whatever we want to offer

Aladimú to Oyá – whatever we want to offer

Governing Orisha: Shangó

Acompanying Orisha: Oyá

Defending Orisha: Elegbá

He asks for three chicks and three days later, three more. These are dispatched to the forest.

Flag:

The flag should be half red and half multi-colored, with a white rivet.

Roberto Boluffer, Ogundá Lení, offers his advise on the odu.

Odu’s Orikí:

Ofún lorukó eyó aro kolese okitilebó

Abijé malá malá

Adifafún loko tinshoma onsha kirín

Shekún ofidán eyelé lebó

It is imperative that this year Olorishas perform the ebós that Ifá recommends.

Lázaro Canto, Ogbeyonu advises on the Odu:

This odú comes with a very beautiful blessing (iré), but in order to make this a firm, stable blessing, we all must do what Elegbá suggests. We need to sacrifice three chicks to Elegbá, and three more three days later.

This odú is guided by three forms of Elegbá: one that lives in the forest, the Elegbá that lives by the river, and the Elegbá of the hill.

This could be a year of much abundance and prosperity for those that act accordingly and with faith.

It is recommended to do the following:

Make three packages with toasted corn, smoked fish and “jutía,” and clean everyone living in the same house with them, and then dispose of the packets to three different locations.

During the year we must clean our houses [with religious elements indicated in divination]. We must start by doing a “panaldo.”

During this year it is not advisable to send dark spirits to torment others, or to do sorcery with Bantú ngangas as this might prove dangerous to the person doing these. As is the typical case, those unscrupulous few who perform these acts of sorcery will be punished, this year more severely than in the past.

Shangó and Oyá are the main voices of this odú. This odú tells of the way that Oyá transformed herself into the spirit of the night, and where her mother, Obatalá, suffered because her daughter was smiling during the day and crying at night.

We all must tend to Egún, do spiritual reunions, spiritual cleansings of the homes, etc.

We must safeguard the adolescents and especially virgin females.

Oyá’s omó must keep level and cool headed and be careful of doing things in spite as they might lose their temper.

Luis Ramos, Irete Asá, advises on the Odu:

This Ifá speaks of health issues related with the stomach due to the consumption of polluted water, including bottled water. It also advises to be cautious of foods that might affect the colon. It cautions against spicy or hot foods.

Shangó and Oyá are the two Orishas that “rule” this Ifá, as this Ifá also speaks of fire and of things of high vibration. We must be cautious of high blood pressure. We must take care of our health issues and continue or start exercising. All of Shangó’s omó must take care of their high blood pressure issues and of their nervous systems.

During this year we all need to save money.

The discord between the different political parties will continue.

We must safeguard the religious and blood family ties. We must gather and speak all the good and bad issues so they don’t cause splits. We must learn to forgive.

Those initiates that do not have Oyá, this is the year to receive her. We must dress in white as much as possible.

This Odú speaks of unwanted pregnancies where the mother-to-be curses her pregnancy. Women should not have abortions.

It is important to wear the idé of Orumilá, as this signifies the covenant between Orumilá and Ikú.

We must maintain our houses clean and in proper order, and we must have great communication with Elegbá.

Roberto Boluffer, Ogundá Lení, advises on the Odu:

Very different weather patterns and environmental situations are predicted. We must have faith in Shangó and Oyá that they will protect the island of these disturbances.

In this sign the sacred animals were created. This sign also speaks of an animal that has many mysteries still to be discovered—the eagle—as this is the animal that told Oyá of the many enemies that were accosting her village and with this warning she was able to defend and come victorious from the battle. Also in the eagle’s nest there exist some stones known as eagle stones. They are used by elder Babalawos and those that have Osayín, and have the necessary knowledge to use these stones. All of our sacred animals have and posses different virtues.

In this odú Oyá is a daytime Osha and at night she transforms into an Orisha and assumes the form of a Kudu.

When Olofín created the animals, He gave them feelings but left laughter and mirth for the humans.

This sign advises that with good behavior, faith and learning to forget we can all solve our problems and overcome life’s obstacles.

We must protect and be cautious of our heads and lower extremities.

We must not tell lies, especially to children. We must be careful of our associations and places of note.

It is very important to maintain the family harmony, the nucleus, as the eagle that tends to his nest and mate and never abandons it.

Final message to ponder on:

The eagle is born, matures, and when it feels faint and feeble, and not strong enough to continue, it hides inside a cave in the uppermost regions. In this case it removes all its feathers, claws and beak. After this, it goes into hibernation for an unknown number of days and by the 21st day, it has grown back all its feather, claws and beak. It will come out to fly again and will help to deal head-on with life’s problems.

Is the foregoing referring to the concept of Man’s reincarnation?

This odu advises to tend to Olofín, Orunmilá, Egún, Araorún, and your own self, and do as the eagle does: take strength from the upper regions and fly higher than before, and you will overcome the obstacles.

Patakí of Oturupón’sá:

There was once a man who led a band of thieves. This man had received awofakan. One day in a gathering of these thieves, one of them spoke of an old man in the town who claimed to know everything[he was a babalawo]. They decided that they had to kill the old man. The bandleader, who was the old man’s omó Ifá, went and told him. The babalawo consulted Ifá and he saw Oturupón’sá. Ifásent him to offer ebó. Ifá also warned him that wen anyone came to invite him to a dinner party, to say he would attend and on the chosen day, pretend to be indisposed. Sthe babalawo did as Ifá instructed, and on the day of the gathering, he feigned to be indisposed and asked to go to the rest room. He was sent with two escorts. But when he entered the rest room, Elegbá was there and quickly took the babalawo out through a hole he had made in the wall, and the babalawo returned to his home. When the escorts got suspicious, they entered the rest room and found that the old man was no longer there. The bandleader immediately understood that there was something else going on. He ran to the old man’s house and was followed by his men. To their surprise, the found Orunmilá and Elegbá, seated on each side of the old man. When the bandleader entered and saluted his babalawo, Elegbá pronounced his sentence: in order to spare their lives, all of the thugs had to undergo initiation to Ifá [and reform their ways].

Iború, Iboyá, Iboshishé

As we say goodbye to this unforgettable year, we need to look back and ponder on all that we have experienced in 2001, in this so-called “new millennium.” Undoubtedly, as a people we find ourselves in the midst of an era unlike any other in all of human history. More than ever, we need to deposit our faith in God, regardless of the name we give the Creator, or the system we use to address Him or Her. We should pray for the souls of all those innocent people who perished unexpectedly on September 11th. Most importantly, we must pray for the living, for all those parents, children, spouses, lovers, friends, and others who lost their loved ones during this horrendous episode of grief and turmoil. We must pray that they find the serenity they need to continue to move forward in the world of the living, in spite of their pain and their submersion in a surreal, nightmarish world that basically collapsed when the Twin Towers came plummeting down to earth.

Additionally, we need to pray for serenity, guidance, and understanding. We need to ask the Creator to make us all more human, and to teach us all the meaning of humility; two words that we often forget share the same root. Most of all, we need to pray for peace, world peace, so that humankind may continue to prosper and evolve, without feeling threatened with extinction by our own kind. Olofín, Olorún, Olodumaré, we need you more than ever!

On the 21st of this month, Miami’s Council of Oriatés made an agbán for Babaluaiyé that was recommended by Oshún in the wemilere held for Ogún in November. On the 23rd, itá was made and Elegbá and Babaluaiyé brought us their divine guidance, including ebó that should be performed by the community at year’s end. The itá indicated the following ebó:

  1. An offering of coconut and water to Elegbá to rest before him on the 31st. Take a coconut, present it to your head while standing in front of Elegbá, and pray to the orisha for peace, guidance, and prosperity. Break the coconut and place the pieces, shell and all, on a white plate with a gourd of water in the center. Light two candles and allow this offering to remain before Elegbá until January 1st. Afterward, ask Elegbá where it should be taken, keeping in mind to stay away from public places where offerings may be considered a nuisance to other members of our society.
  2. Babaluaiyé asked for a roasted yam with plenty of epó—palm oil. This should be placed on a plate before him with a gourd of dry, white wine, and two candles. When making the offering, cast obí and ask Babaluaiyé the number of days it should remain before him and the eventual destiny of the ebó. Those who do not have Babaluaiyé should take the offering to their elders’ Babaluaiyé.
  3. Babaluaiyé also recommended that we perform ebó for the iwín—lost souls and spirits that roam the earth endlessly. We are to take tubers of all sorts—potatoes, yams, and the like—and boil them. Once cooked, these should be placed inside a basin. On top of these, place three smoked herrings (or other type of smoked fish), candies of all sorts, sweets of all sorts, sugared fruits, raspadura—a hardened by-product of sugar, usually available in Cuban markets (panela in Venezuela and Colombia)—brown sugar, raw corn meal, gofio balls, and any type of foodstuff that is appealing to children. The basin is to be placed behind the doorway to one’s home, dedicated to the Iwín. In front of the basin, place glasses or gourds with sugar water, rum, boiled cinnamon with anisette seeds and brown sugar, soft drinks of all sorts, sweet liqueurs, three cigars, coffee and other drinks. Finally, light three candles in front of the basin. As one prays to these often forgotten entities, call on Eshú Lagbana, intermediary between the Iwín and humankind. The basin should remain behind the door for one whole night. Once the entire offering is mounted, cast obí before it to see if ebó’dá—if the ebó is acceptable. At this time, also ask where the ebó should be taken. The first destination, for those who have homes with back yards, should be a corner in one’s back yard. This corner should then be set aside for future offerings to the Iwín. The ebó may be taken to other places, especially lonely or solitary places, those that are not frequented often.
  4. Finally, baths with collard greens shred in water, and cleansing the home with this infusion were also recommended. One should ask one’s orisha if this bath is acceptable and if anything else should be added.

On the evening of the 31st, the typical custom is to change the water of those orishas who have water inside their vessel. The old water may be thrown in one’s doorway or used for bathing, according to one’s custom or the orishas’ indication. Any adimú that may lie in front of the orishas should be removed and discarded at this time, other than those specifically recommended for the year’s end.

Many Olorishas, and especially those with spiritist influence, burn incense throughout the home on the 31st. This is optional, though if it does not do any good, it cannot do any harm either.

At midnight, the Olorisha—preferably dressed in white—should enter the igbodu and salute his/her orishas and pray for prosperity, health and other things in the coming year. Two candles may be lit at said time. Family members should prostrate before their elders as well as their orishas. Some Olorishas, especially those who have large ilés, tend to perform divination for the year at this time. Others perform it early the next morning. This divination is not meant to undermine the Babalawos’ reading for the year, but to complement it and offer guidance to the particular Olorisha and the ilé osha. All Olorisha should go for divination at the beginning of the year to ask if there are any ebós or recommendations from the orishas for the New Year.

Those who have Oduduwá may place offerings before the Orisha. In the Lukumí tradition, Oduduwá’s day is the 1st of January. Many Olorishas observe this day and hold celebrations for Oduduwá, often receiving their om’orisha who come to pay their respects on this day.

During the first seven days of the year, it is advisable to go before one’s godparents to pay homage to their orishas. Likewise, this is the time of the year for doable to one’s elders. It is customary to prostrate before older Olorishas at the beginning of the year, even if one has attained levels within the priesthood where prostrating before elders other than one’s Olorishas is optional and no longer mandatory.

Additionally, it is a good idea to feed Elegbá at the onset of every New Year. Some Olorishas have indications from their itá to do this and other ebós at the beginning of each year. Those that do not should at least offer Elegbá a chicken to start the year on a fresh note.

Happy New Year to all. May Olorun grant that the year 2002 be a year of peace and prosperity for all of us.

Original article

Odu Oficial para Venezuela

La revista Ashé acredita ésta letra como la oficial del país debido a que estuvo presente una gran cantidad de babalawos y se cumplió con todas las ceremonias reglamentarias durante el 30 y 31 de Diciembre del año 2001 y el 1° de Enero del año 2002.

Aprovechamos la oportunidad para hacer un llamado a todos los sacerdotes de ifá venezolanos, para que el próximo año 2003 se unan en la realización de una Letra del Año única para todo el país, así como se está haciendo en Cuba, Puerto Rico y Miami. A mediados de año haremos una convocatoria formal.
Leo Gómez
Editor

Agradecimiento: Esta información sobre la letra del año para Venezuela fue suministrada por los hermanos babalawos Víctor Rizzi (Ojuani Boka) y su ahijado Luis Baralt (Ofun Tempolá), quien fue el redactor de la misma. Para ellos, la revista Ashé expresa un sincero agradecimiento.

Introducción

Desde tiempos inmemoriales, los Babalawos, sacerdotes de la religión Yoruba, emplean el “Oráculo de Ifá” para obtener la Letra del Año que rige el destino tanto de los religiosos, como de las personas en general y del país en su conjunto. En este proceso el Awo o Babalawo de menor edad religiosa, es el encargado de sacar los signos de dicha letra, los cuales se interpretan con el concilio de todos los Awoses mayores presentes en la ceremonia. Para obtener las predicciones de Ifá que regirán el año que comienza, es indispensable realizar con anterioridad diversas ceremonias colocando ofrendas a distintas deidades de la religión, así como en diversas posiciones o elementos de la naturaleza, con la finalidad de darle conocimiento a estas entidades sobre el ceremonial que habrá de realizarse y para obtener su consentimiento.

Tomando en cuenta el compromiso adquirido en los últimos años por un nutrido grupo de Babalawos, y dada la importancia que revisten los consejos de Ifá para toda la nación, nuevamente se convocó a este numeroso grupo de sacerdotes de Ifá en la Urbanización Prado de María de Caracas, entre los días 30 y 31 de Diciembre de 2001, y 01 de Enero de 2002, con la finalidad de interpretar los consejos de Ifá y ofrecer sus recomendaciones para el beneficio de los venezolanos en general. Esperamos que así sea.

Habla Ifá

+
l l
l l
l l
l l

+
l O
l l
l l
l l

Oddun: Osalofogbeyo
Testigo: Eyiogbe
¿Cómo vino el Oddun?: Iré achegun otan elese Orula.
Oniche con Orula: Eya tuto melli con epó.
Oniche ará: Ebbó misi con Espanta Muerto (Aberikunló).
Oniche ilé: Ko
Oniche Eggun: Ko (A pesar de que los muertos no exigen nada, con este signo hay que ponerles mucha atención).
Santo que gobierna: Odudúa
Santo que ayuda a gobernar: Oshanlá
Oniche con Oshanlá: Sese fun fun
Bandera: Totalmente blanca.
Ebbo: Akuko, 6 otanes, acho pupuá, ecu, ella, awardó, opolopo owo.

Interpretación

En esta oportunidad la Letra que rige a Venezuela viene bajo el signo u “oddun” OSALOFOGBEYO, el cual habla del nacimiento de la hipocresía; de la división entre lo bueno y lo malo. Es una letra donde las personas se tratan con “doble cara”. En este signo también nace la tentación. En este signo, la felicidad que busca el ser humano se consigue prácticamente al final de la vida. Esto sugiere un año de dificultades y tropiezos por vencer, lo cual, a pesar de todo, dará sus frutos positivos hacia los últimos meses de 2002. Es un Ifá de trampas, donde no es recomendable la conformación de sociedades. Al mismo tiempo se aconseja que todo cuanto se haga esté fundamentado en la legalidad para poder tener asiento y prosperidad.

Este signo que rige a Venezuela este año, viene con dos aspectos que refuerzan el dictamen de la letra obtenida para el país en 2001 (Otura Melli). Nos referimos al signo testigo y al santo que ayuda a gobernar durante el 2002. Nuevamente Elliogbe y Oshanlá aparecen en el panorama de las predicciones para este año, como una especie de recordatorio, secuencia y reafirmación de lo acontecido el año pasado.

Como se recordará, Elliogbe marcó un iré de salud para los venezolanos, que ahora, en 2002, se convierte en un iré para el vencimiento de dificultades, con lo cual, como ya dijimos, se espera un año donde pueden agudizarse los problemas, así como los enfrentamientos y los choques entre bandos opuestos. Sin embargo, es bueno recordar que todo problema implica una oportunidad para el crecimiento: ubicando con armonía y conciencia la mejor alternativa para vencer esas dificultades, las oportunidades para el desarrollo estarán a nuestra disposición. En este sentido Oshanlá, santo que rige las cabezas y la mente, la paz y la armonía, ayuda a Odudua a gobernar y viene hablando de la necesidad de utilizar la cabeza para resolver las situaciones, de forma organizada y jerarquizándolas por orden de importancia. Es importante agregar aquí que quien da el Iré (bienestar) al país es Orula, deidad que ayudará a enfrentar las dificultades y problemas que puedan surgir durante estos doce meses.

Al igual que en 2001, Elliogbe vuelve a recordarnos la necesidad de organizarnos y planificar inteligentemente para obtener los mejores resultados en todas las áreas de la vida y, sobre todo, en el ámbito gubernamental, pues este signo señala que al principio de los tiempos el ser humano estaba desarticulado y sólo la voluntad de organizarse hizo posible que se desarrollaran armónicamente el tronco y las extremidades del cuerpo. Es oportuno recordar lo señalado en este sentido: La cabeza representa la inteligencia, la razón, el pensamiento, los ideales, la moral y el conocimiento, mientras que el resto del cuerpo simboliza todas las habilidades que hacen posible llevar a la práctica los pensamientos”. El 2002 se presenta como una nueva oportunidad para que los gobernantes (las cabezas) del país entiendan que deben pensar, ante todo, en el pueblo (el cuerpo que mantiene a la cabeza en su lugar).

En el campo social y laboral

Osalofogbeyo es un oddun que marca la separación entre personas que han venido desarrollando actividades bajo la tutela de sus superiores. Es así como los hijos buscarán, tal vez prematuramente, la independencia de sus padres o intentarán solucionar sus propios problemas sin consultarlos, pues la tendencia es hacia la falta de atención por parte de los progenitores para con sus hijos, razón por la cual se recomienda una mayor presencia de ambos padres en el núcleo familiar. Brindar “Calidad” en la relación entre padres e hijos deberá ser el objetivo a conquistar para mantener la unidad familiar.

Osalofogbeyo es un signo fuerte en cuanto a las relaciones entre hijos y madres, pues por causa de ellos éstas últimas sufren en demasía. Ifá dice que se producirán casos de agresión de hijos contra la madre. Sin embargo, el signo que rige al país marca cuidar mucho a los hijos para que éstos no se pierdan en la vida. En este mismo sentido, Elliogbe habla de la mariposa que se quemó las alas por querer volar antes de tiempo.

Del mismo modo, se puede decir que en el ámbito del gobierno y de las diferentes autoridades que rigen al país, se verá cómo se acentúan las divisiones entre aquellos que antes demostraban fidelidad y obediencia frente a sus superiores. La necesidad de apegarse a la legalidad, y el descubrimiento de “trampas” en lo relacionado con la utilización de los fondos públicos, definirá quiénes están con el bien y quiénes con el mal.

Es importante señalar que en todos los ámbitos del quehacer nacional, las autoridades deben tener una posición clara pues Osalofogbeyo señala que las personas tienden a estar bien con Dios y con el diablo, lo cual trae indefiniciones y falta de asiento en las obras a emprender.

Este es un signo que marca también la necesidad de investigar y estudiar. Es así como podrán darse a conocer adelantos en distintas actividades del quehacer nacional relacionadas con la investigación: la ciencia en general, sociología, educación, medicina, etc.

Del mismo modo se prevé una destacada participación en el campo artístico nacional relacionado con la música, pues Osalofogbeyó marca el nacimiento de los instrumentos musicales. Por otro lado, se desarrollan las destrezas en las labores manuales, incluyendo magia y prestidigitación, pero también la habilidad para el hurto.

La mujer debe cuidar mucho su apariencia y femineidad, pues en Osalofogbeyó tiende a ser confundida en su sexualidad, lo que le puede acarrear bochornos y malos entendidos con mujeres lesbianas.
En lo que se refiere a las relaciones laborales, la tentación de marchar en busca de aparentes mejoras contractuales, hará que la rotación de personal en las empresas esté a la orden del día. En este sentido, es recomendable analizar muy bien las alternativas que se presenten y reflexionar acerca de la capacidad de cada quien para enfrentar nuevos retos y obtener éxito en el intento.

Así como sucederá en el entorno de las autoridades que rigen al país, habrá también una marcada división en el pueblo, el cual dará claras manifestaciones de sus preferencias políticas, no exentas de fuertes enfrentamientos públicos.

En la salud

Es un año donde los males relacionados con la presión arterial serán más frecuentes. En el caso de las mujeres, éstas deben observar especial prudencia con dolencias en sus senos, atendiendo sin demora cualquier síntoma extraño en ellos. Se hace hincapié aquí en la necesidad de que las madres amamanten a sus hijos recién nacidos, pues en Osalofogbeyo nacieron los pezones en los pechos de las mujeres, razón por la cual se debe tener cuidado en la manipulación de los mismos.

En este signo es obligatorio estar siempre vestido de limpio, con lo que, a escala nacional, se deben organizar campañas para la limpieza e higiene de las ciudades. Crear conciencia en la población acerca de la necesidad de mantener las calles y avenidas limpias, para evitar no sólo epidemias sino también que se catalogue al país como un pueblo inculto y desaseado.

En el caso de los hombres, se observa una tendencia hacia los aspectos psicológicos relacionados con la disfunción eréctil (impotencia), básicamente producto de la falta de concentración y el agobio por problemas externos a las relaciones de pareja.

Por otro lado, se verán muchos casos de enfermedades eruptivas, así como de alergias e intoxicaciones relacionadas con alimentos, razón por la cual es imperativo desarrollar campañas de salud relativas al tratamiento adecuado de aguas estancadas para prevenir nuevos casos de dengue, así como educación en torno al sarampión y otras eruptivas. La adecuada conservación de los alimentos es de vital importancia. Es muy conveniente atender las recomendaciones médicas que se nos hagan en cuanto a las comidas que nos causen alergias.

En lo económico

Este es un año donde se debe ser en extremo ahorrativo y no gastar lo que no se tiene, aspecto que debe ser considerado en lo que se refiere al endeudamiento externo del país y al gasto excesivo de los fondos públicos en obras que no sean para el verdadero desarrollo de la nación.
No es un año propicio para la venta de negocios o para llevar a cabo negociaciones de envergadura. De ser necesaria una transacción en este sentido, es recomendable el análisis exhaustivo de las condiciones y observar con detenimiento las diversas alternativas que se presenten. Como ya señalamos, tampoco es un año ideal para las asociaciones.

De acuerdo con lo señalado en Osalofogbeyó, los aspectos económicos que redunden en la felicidad de la población, podrían aflorar hacia el último trimestre del año.

En lo político

Venezuela vivirá en este año 2002 una de las situaciones más difíciles de su historia contemporánea, produciéndose confrontaciones, tensiones sociales y conflictos laborales a raíz de la división, cada vez más marcada, entre el gobierno y oposición. Las mayorías sentirán que sus gobernantes han incumplido su palabra. Este clima de incertidumbre y zozobra pondrá en jaque la posibilidad de nuevas inversiones extranjeras en el país.

Se pueden presentar situaciones difíciles que podrían desembocar en una revuelta popular de consecuencias negativas para la nación, y no se descarta que se produzcan intentos por cambiar al gobierno utilizando diferentes formas, desde las constitucionales hasta la fuerza.

Así lo refiere Ifá cuando señala que Olofín mandó a Orula a la tierra para que acomodara sus entuertos y que, después de arreglar la situación, regresara al cielo. Pero Orula se enamoró de la tierra y no quiso volver al cielo, incumpliendo con lo prometido. En otra historia de Osalofogbeyo que puede ser aplicada a la situación venezolana, Ifá señala que una persona tenía un perro y desde que se separó de él perdió su suerte y todas sus cosas le han venido muy mal, está trastornado psicológicamente y no se encuentra tranquilo, no tiene sosiego y no para en ninguna parte, por eso quiere irse lejos.
En lo internacional, Venezuela podría verse involucrada en situaciones de tensión con países vecinos e incluso ver deterioradas sus relaciones diplomáticas con naciones con las que, históricamente, se han mantenido estrechos vínculos comerciales.

La unificación de la oposición en un solo bloque enfrentará duramente a los gobernantes y muchos aliados y partidarios de las autoridades cambiarán de bando.

Recomendaciones para los religiosos

En Osalofogbeyó nace la virtud de que los Ochas bajen a las cabezas de los seres humanos, por lo que es recomendable que aquellos iniciados que no se hayan presentado al tambor, lo hagan en el transcurso de este año. Del mismo modo, quienes están en proceso de asentar su ángel de la guarda, deben hacer el esfuerzo por concretar esta situación este año.

Osalofogbeyo señala que las personas en general deben emplear tiempo utilizando su intuición espiritual para poder apreciar los deleites de la vida. Las personas tienden a arriesgarlo todo en aspectos temporales y pasajeros de la vida, olvidando y perdiendo el equilibrio espiritual.
Los padrinos deben velar por sus ahijados y realizar las obras que el santo y Orula determinen que sean necesarias para ellos. La comunicación entre Padrinos y ahijados debe ser franca, clara y a la vez respetuosa para evitar separaciones y malos entendidos.

En este signo el ewe principal es la acelga, por lo que los creyentes deben obviarla en su alimentación, así como evitar el consumo de huevos, calabaza y chocolate.

Se deben realizar fiestas a los Jimaguas y atender con misa y velas a los familiares difuntos.
Este Ifá marca un compromiso grande con Azowano, por lo que se recomienda recibirlo este año para evitar y enfrentar situaciones de enfermedad. Se debe llevar a cabo el ebbo del año, el cual consiste en un Akukó, 6 otanes, acho pupuá, ecu, ella, awardó, opolopo owo.

Historias de Osalofogbeyó

Obatalá, Eleguá y el diablo

Obatalá gobernaba un pueblo donde vivía el diablo haciendo toda clase de maldades y daños. Obatalá tenía a Eleguá en la puerta de su pueblo para que la cuidara; pero un día Babá decidió irse del pueblo y mandó a buscar a otra persona para que se encargara del gobierno. Eleguá, al enterarse de la partida de Obatalá fue a casa de Orula, quien le vio el signo Osalofogbeyo y le marcó hacer ebbó y que después se sentara en la puerta de la casa de Obatalá a comerse los dulces del ebbó.

Pero el diablo ya sabía que para el pueblo se dirigía la persona que Obatalá había mandado a buscar para gobernar en su ausencia. Entonces lo atrapó por el camino, le quitó sus ropas y se disfrazó como él. De esta forma, y con una caja de dulces preparados, el diablo se enrumbó para casa de Obatalá. Casi al llegar, se encontró con unos niños y les dijo que, como él estaba muy enfermo y cansado, le hicieran el favor de llevar la caja de dulces a Obatalá. Los muchachos tomaron el paquete y, al llegar a casa de Babá, se lo entregaron a Eleguá que estaba sentado en la puerta comiendo dulces. Eleguá guardó la caja y siguió comiéndose los dulces del ebbó, tal como le había indicado Orula.

Al poco rato se apareció el diablo disfrazado y al ver a Eleguá comiendo, pensó que se trataba de los dulces que él había preparado y que Eleguá había caído en su trampa. Cuando el diablo entró a la casa de Obatalá, Eleguá se le tiró encima y le quitó el disfraz, dejándolo al descubierto. Eleguá quiso matar al diablo, pero Obatalá se lo prohibió aunque Eleguá insistía en que el diablo le hacía mucho daño al pueblo. Entonces el diablo hizo un pacto con Obatalá, prometiendo que se iría de ese pueblo para recorrer el mundo. Así el diablo salvó su vida, pero siguió haciendo sus fechorías.

Consejo: Se prevén intentos de apartar a las autoridades de sus cargos públicos, utilizando para ello cualquier medio a la mano. Al darse un proceso de cambio en este sentido, se deberá tener especial cuidado en el seguimiento del mismo para elegir a los nuevos gobernantes, pues habrá trampas y engaños de por medio.

Los viajes del gobernante pondrán en alerta a quienes desean apartarlo de su cargo, y será el tiempo más propicio para llevar a cabo acciones en este sentido. El elegido como gobernante encargado durante los viajes del gobernante oficial, no logrará cumplir con su oficio. No se descarta un intento de magnicidio.

El perro y el cazador

El perro vivía en el monte y cuando llegaba el cazador, el perro avisaba a los pájaros; éstos se iban y el cazador no podía atraparlos. Un día, ya cansado, el cazador se llevó el perro a su casa y lo amansó. Algunas veces el hombre se iba al monte solo y otras con el perro, hasta que una vez el perro empezó en el monte a ladrar para decirle al cazador dónde estaba el escondite de los pájaros. Desde entonces, el cazador hace buena caza y los pájaros comenzaron a andar errantes huyéndole.
Consejo: Los nuevos amigos hacen olvidar a los anteriores. Por seguir a los nuevos, nos convertimos en enemigos de los viejos amigos.

La guerra de los Iguerés contra los Arará

Cuando los Arará estaban guerreando con los Iguerés, éstos fueron a casa de Orula quien les mandó a que hicieran ebbó con etu melli y se las dieran a Changó en el medio del patio. Los Iguerés así lo hicieron y después que les dieron las etú a Changó éste se presento en la casa de Orula, quién le ordenó a Changó que fuera a la guerra junto con Elegguá para que ayudara a los Iguerés a ganar. Changó y Elegguá así lo hicieron y los Iguerés triunfaron venciendo a todos sus enemigos.

Consejo: Llevarse por comentarios y rumores genera guerras y enfrentamientos. Habla de dos personas que no logran lo que desean porque necesitan el concurso de otros.

La amistad de Changó y Ogún

Changó y Ogún eran grandes amigos y fueron en el mundo muy temidos. Pero la gente empezó con muchos chismes logrando disgustarlos. De este modo, Changó y Ogún se declararon la guerra. Ogún puso estacas de hierro en la tierra para esperar a Changó, pero este no bajó a la tierra sino que desde el cielo mandó rayos, teniendo Ogún que refugiarse en la loma. Allí volvieron a reconciliarse al comprobar que los chismes fueron lo que les había hecho olvidar se amistad.

Consejo: La envidia y los chismes son los verdaderos enemigos del ser humano.

El Rey y su perro

Había un rey que fue a casa de Orula para que le hiciera ebbó. Orula le dijo que tenía que traer a su perro para hacer ebbó con él, a lo que el rey le contestó que él quería mucho a su animal y que le era imposible dárselo para hacer rogación. A los pocos días se declaró una guerra contra el rey y éste tuvo que salir huyendo para el monte y esconderse dentro de un gran tinajón que tenía enterrado en la tierra. Los soldados enemigos entraron en la ciudad, llegando hasta el palacio del rey. Sucedió que a un soldado le llamó la atención que un perro entraba y salía dentro del palacio ladrando y aullando. El soldado lo siguió para ver a dónde iba y cuando el perro llegó al monte se puso a escarbar y a aullar. El soldado fue a ver lo que había y encontró allí al rey que estaba escondido dentro del tinajón. Lo agarraron y se lo llevaron prisionero. Por causa de su perro lo descubrieron.

Consejo: A veces los amigos más fieles se convierten en los peores enemigos. Tu mejor amigo es tu peor enemigo, pues le revelaste todos tus defectos, debilidades y secretos.

Refranes

  • La mosca sobre el tigre no atemoriza al tigre.
  • Después de frita la manteca, vamos a ver los chicharrones que quedan.
  • Alimentos que no se comen: huevos, calabazas, acelgas, chocolates.
  • Habla todo lo bueno y todo lo malo: Abita y Olofin.
  • Hay que cuidar muchos los niños y a los ancianos.
  • Cuando la mata de plátano pare, muere.
  • Cuando los alacranes nacen se suben arriba de la madre y se la comen.

Para este año 2002, los Babalawos participantes, de acuerdo a sus años de consagración, fueron los siguientes:

  1. Javier Castillo (Ordí Omolú)
  2. Marcos Belisario (Obe Tua)
  3. Douglas Ravelo (Ordi Sa)
  4. Víctor Rizzi (Ojuani Boká)
  5. Sergio Loyo (Ogunda Masa)
  6. Gonzalo Báez (Ocana Gio)
  7. Rolando Losada (Iroso Toldá)
  8. Rafael González (Irete Ka)
  9. Carlos Brito (Otrupon Irete)
  10. Sergio Pérez (Osa Di)
  11. Junior Ravelo (Ocana Yebile)
  12. Alex Ceccatto (Oyecun Biroso)
  13. Orlando Binett, {Jimagua} (Otura Juani)
  14. Douglas Sánchez (Obe Ate)
  15. Julio Cisneros (Osa Rete)
  16. Luis Baralt (Ofun Tempola)
  17. Wilmer Ravelo (Ocana Yecun)
  18. Douglas Sánchez junior (Irete ka)
  19. Fabián Valsa (Irete Ka)
  20. Franco Rodríguez (Ofun Yemiló)
  21. Eleazar López (Ojuani Alaquentu)
  22. Manuel Aristiguieta (Ogunda Che)
  23. Donatto Caterina (Elliogbe)
  24. Jorge Díaz (Otura Niko)
  25. Hernán Rojas (Ogunda Che)
  26. Héctor Silva (Obe Ate)
  27. Sevelión Figuera (Iroso Sa)
  28. Gregorio Botero (Otrupon Tauro)
  29. Gabriel Escalante (Ojuani Alaquentu)
  30. Romel Medina (Ogunda Biodé)
  31. Alejandro Gallego (Otura Melli)
  32. José Rancosini (Ocana Yebile)
  33. Willy Rojas (Iroso Unkuemi)
  34. Pedro Peña (Obara Ka)
  35. Oscar Sánchez (Ogunda Yecun)
  36. Alvaro Guamato (Irete Ansa)
  37. Rodolfo Bastardo (Osa Roso)
  38. Sajoni Sánchez (Otura Niko)
  39. Terry Acosta (Erdibre)
  40. Oswaldo Rivero (Irete Babille)
  41. Antonio Morales (Obara Trupo). Este fue el menor que atefó.
  42. Ignacio Escobar (Elliogbe)
  43. Nelson Avila (Iroso Gan)
  44. Richal Ravelo (Otrupon Baraife)
  45. Freddy Pinzón (Otura Che)

La ceremonia contó con el apoyo y asesoría religiosa -desde Cuba- del awo Joaquín Rodriguez (Irete Ansa).

This is a historical first. A group of Babalawos gathered last December 31, 2001 to cast Ifá for the first time to determine the odu and recommendations of Orunmilá for the year to come. Until now, all yearly Ifá divinations had been performed on a local basis. This is the first time in the history of the religion in the U.S. that the divination is performed for the entire country. We gladly bring you Ifá’s predicitons for 2002.

TO ALL PRIESTS OF IFA, AND TO OUR BROTHERS THE ORIATES, BABALOSHAS, IYALOSHAS, AND IGBORO, AND THE LUKUMÍ RELIGIOUS COMMUNITY IN GENERAL.

PREDICTIONS OF IFA FOR THE YEAR 2002, FOR THE UNITED STATES AND THE WORLD

On December 31, 2001, at Midnight, a group of Priests of Ifa (Babalawos), in representation of the vast majority of the religious families in the United States, gathered to perform the traditional ceremonies that would give birth to the well known “letra de año” (Annual Ifá divination), counting with the support and participation 113 priests of the Yoruba Religion, 104 of which were Babalawos. The ceremonies that took place at the Rancho Oddu Ara, located at 6610 S.W.123rd Avenue, in Miami, Florida, were performed by a large quantity of Babalawos who possess an extensive capacity in the matters at hand, of national and international prestige. Their analyses and appraisals were taken into consideration. The following is a summary of what was said.
Iború, Iboya, Iboshishé

Ruling Odu: Iwori Bofún

Prophecy: Iré Susú Oyale Lese Obatalá

Onishesí adimú akará meyó, orí, efún con asiá meyó fúnfún

Onishé Ilekún ekú, eyá, & agbado

Benefit of all the good things (Health, Position and Development) by the Representation of the legislator in the Earth. Obatalá asked for 8 small rolls or loaves of bread with efún, cocoa butter, and 8 white flags, one on each roll. Ifá recommended that we offer smoked fish, smoked possum, and toasted corn to shilekún—the main entrance or doorway to our homes. Ifá also recommended that we bathe with white flowers, efún and cocoa butter.

Ruling orisha: Yemojá

Orisha owner of the oceans. A female orisha, although she works like a man, who is as old and powerful as Obatalá.

Accopanying orisha: Elegbá

He is also known as Eshu, orisha of the crossroads. Olodumaré created him to be the dynamic principle of creation. He is worshiped in all the Yoruba houses by priests and non-priests.

Flag: This year’s flag is half blue and half red with black borders.

Ebó: 1 rooster, 3 small chickens, dirt from the 4 corners of the house, 2 small dolls, male and female, smoked fish, smoked possum, and toasted corn.

Illnesses that will increase:

Serious reproductive related illnesses—mainly the uterus, vagina, and ovaries.

There will be an increase in the number of miscarriages and caesarian sections.

Increments in the number of cases of arteriosclerosis, coronary problems, and problems with the nervous system.

Afflictions of the motor system and sympathic system. Also there will be memory problems.

Social events of interest:

Noticeable increase in migratory control mechanisms and better systems of identification of those that enter the country.

Increase in the lack of respect of young adults for the elderly and vise versa, as well as grudges held by children against their parents for past actions.

Problems with marriages due to misunderstandings of couples and intervention of the parents or in-laws.

Better living conditions will increase as of the second semester of the year.

Greater interest of people seeking the Yoruba traditional religion and other beliefs that teach better living values for the good of humanity.

Several new measures will be taken by the law against those that commit robbery with violence, homicides, and crime in general. (Capital punishment is born in this odu).

Authorities may show an increased incapacity to find and prosecute white-collar criminals—those who commit offenses intelligence crimes and/or “smart crimes,” and many of these criminals will go unpunished.

We will see an increase in the continuous return of immigrants to their natal countries by own free will or deportation.

Governments will continue to improve the quality of life for its constituents and the nation in general.

An intensification of disputes among politicians as well as religious figures.

We will see problems in the sea with an increase in the number of sunken ships and people who die by drowning.

Tropical Storms, tornadoes, hurricanes and strong rains will cause floods as well as penetrations of the sea into land masses. There will be an increased deterioration and erosion of the marine areas.

Recommendations:

Women should visit their OB-GYN periodically and take precautions in the sensible use of vaginal products.

Maintain pre-natal care. Take measures that will help to avoid mis-carriages or abortions. This will ensure no complications at the final hour of giving birth.

Avoid foods that are high in saturated fats, salty foods, and fried foods, to prevent coronary problems.

It is advisable to maintain an adequate weight.

It is important to have in order one’s legal documentation and especially one’s migratory status, documents related with such issuas as: Residence, Citizenship, Social Security, Driver’s Licenses, IRS and others. It is important to inspect these often and to keep especially abreast of those documents that have expirations dates.

There is a great need for greater comprehension between children and parents, and to avoid holding grudges against one’s parents for past actions.

There should be reconciliation among godparents and their Omó Orisha—godchildren. One must avoid animosities with one’s elders, religious and sanguineal.

A proverb from this odu says: “The good turns better, and the better even better.” This is why it is expected that the “modus vivendi” of each person that performs ebó and listens to the sacred word of Ifá turns for the better. Gradually people will be noticed for their deeds and be rewarded. We will exit the recession in which we are currently. As of the second semester, the country will enter a phase of economic recuperation, arriving at a small boom around the end of the year.

Greater comprehension is needed and analysis among couples. These must arrive at sensible agreements on dealing with family and economic matters.

Olofin recommends approaching closer relationships with religion. Those who have been told to perform ordinations to Osha, Ifá or other ceremonies should do so.

This sign has a proverb that says “Do a good deed, but never look at the face of the recipient of the good deed [as Olofin and the orishas will reward you].” Have greater considerations with thy neighbor and those in need. Olofin calls upon the Babalawos, Oriatés, Babaloshas, Iyaloshas, Igboro and the religious community in general, as well as politicians, and the businesss sector; all those who in one way or another have the destiny of others in their hands, to show greater kindness, compassion and love for their fellow.

It is necessary to step up the measures of security against the thieves.

The unity of all the religious branches is necessary. The unity must be based on mutual respect and consideration. We have to avoid the discords, differences, arrogance and all the bad intentions that impede the achievement of a greater stability and solidification of our religion.

Better systems of public services are needed, and an increase care in the management of our water purification and sewage systems. We need to implement better warning mechanisms, security measures, and early detection systems to prepare for atmospheric disasters.

This sign says “He who raises birds of prey, the birds will pluck his eyes.” One must exercise care if raising someone else’s children.

Sacrifices—offerings recommended by Ifá:

Place offerings and give thanks to Obatalá, Yemojá, and Elegbá often.

Baths and to washing one’s head with omiero of Yemojá.

Use one’s eleké—necklace— of Yemojá.

Use a rosary and to visit the Church.

To ask the blessings of one’s mother, and if she is deceased, have a mass said in her honor.

To offer sacrifice to the orishas.

Sacrifice geese or ducks to Yemojá with two white roosters.

Those that need to should receive Olokún, Yemojá Mayelewo, and Oduduwá to aid with health matter and bring stability, security, and blessings.

To put the Idé of Orunmilá on the children as a means of protection.

Babalawos should carry an ekuele as if it was a rosary.

To feed eledá—the head— two white pigeons.

Proverbs of the odu:

“The good turns better, and the better will be even better.”

“Do a good deed, but never look at the face of recipient of the good deed.”

“He who raises birds of prey, the birds will pluck his eyes.”

“The chick that follows the hen, is the chick that will eat the roach from the foot of the hen.”

Invitation:

We extend an invitation to all the Babalawos, Oriatés, Babaloshas, Iyaloshas, and Iworos to dresses in white or as light as possible to come and join us on the13th of January, 2002, from 12:00 p.m. to 6:00pm. We shall hold a wemilere dedicated to the ruling orishas of 2002, Yemojá and Elegbá, to pray for the peace, health and stability of all humankind.

Address:

Rancho Oddu Ará
6610 S.W. 123 Avenue
Miami, Florida.

Recognition:

We want to appreciate and recognize the cooperation of all the Oriatés, Babaloshas, Iyaloshas, Igboro, Apetebi, and Awofakan that contributed for this activity. A special recognition is in order for the contribution of Roberto Berenger, Osha Lerí, owner of the Ranch Oddu Ará. His generous support and service given in the ceremony of the Annual Ifá Divination, and for the Wemilere to Yemojá and Elegbá is greatly appreciated and well noted. Also, we regret that some Babalawos did not receive the information about the divination in due time. Unfortunately we could not contact everyone because we did not have everyone’s address, phone numbers or emails. We expect to update our files with more names and addresses so that we can count on the participation of as many Babalawos as possible for next year’s divination and preparatory ceremonies.

Wishing all of you a healthy and a prosperous 2002. Organizing Commission for the Odu of the Year.

Por primera vez en la historia, se reune un grupo de Babalawos en Miami para hacer la adivinación anual con Ifá para el país entero y no a nivel local como se ha hecho hasta el momento.

PREDICCIONES DE IFA PARA EL AÑO 2002 DE ESTADOS UNIDOS Y EL MUNDO PARA TODOS LOS SACERDOTES DE IFA, LOS HERMANOS ORIATES, BABALOSHAS, IYALOSHAS, E IGBORO, PUEBLO RELIGIOSO EN GENERAL El pasado 31 de Diciembre del 2001 se reunieron un grupo de prominentes Sacerdotes de Ifa en representación de la inmensas mayoría de las Familias de Estados Unidos contando además con el respaldo de 113 Religiosos de la fe Yoruba de los cuales 104 eran Awoses de Orunmila. Las ceremonias fueron efectuadas en el Rancho Oddu Ara cita en 6610 S.W.123 Ave. Estando presente una gran cantidad de Babalawos de amplia capacidad y de reconocido prestigio nacional e internacional de cuyos análisis y valoraciones se resume lo siguiente:

Signo Regente: Iwori Bofún

Profecía:
Ire Susu Oyale Lese Obatalá
Onishesi adimu akara meyo, ori, efun con asia meyo funfun
Onishe Ilekun eku eya agbado
Onishesi ara, ebomisi alaigi fun fun y efun Otan

Beneficio de todas las cosas buenas (Salud Posición y Desenvolvimiento) por la Representación del legislador en la tierra.
Rogarle con 8 panes con cascarilla manteca de cacao y 8 banderas blancas.
A la puerta pescado jutia maíz tostadas.
Darse baños con flores blanca, cascarilla y manteca de cacao.
Divinidad Regente:
Yemayá
Es la dueña de las aguas saladas. Es un Orisha femenina aunque trabaja como un hombre, es tan vieja y poderosa como Obatalá.

Divinidad Acompañante:
Elegbá

También es conocido como Eshu, Dios de los caminos. Olodumare lo creó como principio dinámico de la creación, se adora en todas las casas de la fe Yoruba.
Bandera:

Mitad azul y mitad roja con ribetes negro.

Ebbo:

1 gallo; 3 pollitos chicos; tierra de las 4 esquina; 1 muñequito y una muñequita; pescado; jutia ahumada; maíz tostado.

Enfermedades que aumentaran su índice:

Serios trastornos ginecológicos (Útero Vaginal).
Aumentos en los abortos y cesarías.
Incrementos en casos de arterias clorosis, problemas coronarios y el sistema nervioso.
Descontrol del gran simpático y afección de la memoria.

Acontecimientos de interés social:
Notable aumento de los controles de inmigración e identificación.
Aumento de la falta de respeto de los menores a los mayores y vise versa, así como el rencor de los hijos a los padres por acciones del pasado.
Problemas matrimoniales por incomprensión de la pareja e intervención de los padres.
Incremento de la forma de vida de las personas a partir del segundo semestre del año.
Mayor interés de las personas buscando la FE en la religión Yoruba y otras creencias que promulgan el bien de la humanidad.
Se tomarán medidas severas contra el robo, con violencia, homicidios y crimen en general (En este odu nace la pena de muerte).
Se verá un aumento del desconcierto de las autoridades por no encontrar a los culpables debido al crimen con inteligencia.
Continua el regreso de inmigrantes a su país natal por voluntad propia o deportación.
Continuará la ayuda de los gobiernos para mejorar la vida de su pueblo.
Se intensificara la disputa por el liderazgo tanto político como religioso y veremos problemas en el mar con las embarcaciones y personas ahogadas.
Tormentas Tropicales, Tornados, Huracanes y fuertes lluvias que causaran inundaciones así como penetraciones del mar, deteorismo de la tierra y erosión de las áreas marítimas.

Recomendaciones:
Las mujeres deben visitar al ginecólogo periódicamente y tomar precauciones en el uso de productos vaginales.
Mantener el cuidado prenatal precaviendo abortos espontáneos y complicaciones a la hora de parir.
No comer comidas altas en grasas saturadas, en sal o fritas, para prevenir problemas coronarios.
Se recomienda mantener un peso adecuado.
Tener en regla la documentación legal de estado emigratorio de cada persona, tales como: Residencia, Ciudadanía, Seguro Social, Licencia de conducción y otras mas, la revisión constante de aquellos documentos que tengan vencimientos.
Necesidad imperiosa de una mayor comprensión entre hijos con padres, y borran de sus mentes el rencor y odio por acciones pasadas.
Debe haber reconciliación entre Padrinos, Madrinas e Ahijados, hay que evitar enfrentamientos de Ahijados con sus Mayores.
Este signo dice “Que lo malo se vuelve bueno y lo bueno inmejorable” por lo que se espera una mejoría en la forma de vida de las personas notándose una salida paulatina de la recesión en que nos encontramos. A partir del segundo semestre entremos en una fase de recuperación de la economía llegando a un pequeño auge de la misma a finales de Año.
Se necesita mayor comprensión y análisis entre parejas sobre temas económicos y familiares.
Olofin recomienda un acercamiento a la religión buscando el cumplimiento de las distintas consagraciones tales como; Osha, Ifá u otras.
Este signo tiene un refrán que dice; “Has bien y no mires a quién” por lo que debemos tener una mayor consideración con el prójimo. Olofin hace un llamado a los Babalawos, Oriates, Babaloshas, Iyaloshas, Iworos y pueblo religioso en general enfatizando en los comerciantes políticos propietarios y todo aquel que tenga el destino de otros en sus manos, a tener una mayor bondad, compasión y amor por sus semejantes.
Es necesario aumentar las medidas de seguridad contra los ladrones.
Es necesario la unificación de todos los religiosos basados en el respeto mutuo y la consideración. Tenemos que evitar las discordias, diferencias, arrogancia y todas las malas intenciones que impiden lograr una mayor brillantes y solidez de nuestra religión.
Es necesario una mejoría en los servicios públicos y un aumento de los alcantarillados así como mayor precaución en las medidas de seguridad contra desastres atmosféricos.
Este signo dice “Cría cuervo y te sacaran los ojos”. Hay que tener cuidado con la crianza de hijos ajenos.

Trabajos del signo:
Hacer ofrendas y darle gracias a Obatalá, Yemayá y Elegbá.
Bañarse y lavarse la cabeza con omiero Yemayá.
Ponerse el collar de Yemayá.
Usar un Rosario y visitar la Iglesia.
Pedirle la bendición a su madre y si es difunta hacerle misa.
Darle de comer a todos los Santos.
Darle a Yemayá un ganzo y 2 gallos blancos.
Recibir Olokún, Yemayá, Mayelewo, y Oduduwá para salud, estabilidad, seguridad y suerte.
Ponerle el Ide de Orunmila a los muchachos como protección.
Para los Awoses usar un okuele de rosario.
Rogarse la cabeza con 2 palomas blanca.

Refranes del signo:

“Lo Malo Se Vuelve Bueno Y Lo Bueno Inmejorable”
“Cría Cuervo Y Te Sacaran Los Ojos”
“Has Bien Y No Mires A Quien”
“El Polluelo Que Sigue A La Gallina Es El Que Come De La Pata De La Gallina La Cucaracha”

Invitación:

Se Invita a todos los sacerdotes de Ifa Oriates, Babaloshas, Iyaloshas, Iworos para que asistan, vestidos de blanco o lo mas claro posible, el Domingo 13 de Enero de las 12:00pm hasta las 6:00pm al Tambor de Fundamento dedicado a los orishas regentes Yemayá Y Elegbá, en el RANCHO ODDU ARA situado en el 6610 S.W. 123 Ave para rogar por la paz, salud y estabilidad de todos los humanos.

Nota:
Agradecemos la cooperación de todos los Oriates, Babaloshas, Iyaloshas, Iworos, Apetebis y Awofakan que contribuyeron para esta actividad. Mención especial para Roberto Berenger, Osha Lerí, dueño del RANCHO ODDU ARA, por su generoso apoyo y servicio prestado en la ceremonia de la Letra Del Año y para el Tambor a Yemayá.

También le pedimos disculpa a todos los Babalawos que no recibieron la información de las ceremonias, por desconocimientos de sus direcciones. Esperamos su asistencia para el próximo año.

Les deseamos un felíz año 2002!
Comisión Organizadora de la Letra Del Año.

El año 2001 indudablemente será clasificado como uno de los años más difíciles de la historia humana y más aún sus últimos cuatro meses. La odisea no fue en el espacio sino en nuestro propio patio. A partir del 11 de septiembre, el país entero atravesado por un proceso intensivo de transformación creado por el alarmante despertar al saber que no nos hallábamos tan seguros, ni tan poco exentos, de la devastación del terrorismo, ni de la tormentosa destrucción física y psicológica con la cual tantos otros países en el mundo han tenido que vivir por muchísimos años. Nuestra pequeña porción del planeta ya no era tan segura como nosotros creíamos. En cuestión de minutos nuestro mundo cambio, y de una manera muy drástica.

No obstante, aunque padecimos—y aún continuamos padeciendo—de un excesivo dolor, horror, y mero asco, irónicamente como pueblo aprendimos muchas lecciones de estos cobardes ataques a New York y Washington D.C. Sin embargo, nuestras ganancias han surgido en términos de unidad, ya que todos nos unificamos y unimos nuestras fuerzas para combatir una causa común. La gran mayoría de las personas residentes en Estados Unidos que quizá no se hayan considerado patrióticos antes del 11 de septiembre, ahora lo eran. En cuestión de horas—una vez identificados los culpables de este hecho—todos nos convertimos en americanos patrióticos. Izamos la bandera del país y comenzó a diseminarse un fervor entre nosotros por el cual nos llegamos a sentir más americanos que nunca. En toda esquina del país, despertamos a la dolorosa y cruda realización de que estos ataques habían sido dirigidos hacia cada uno de nosotros que de una forma u otra teníamos vínculos con el territorio estadounidense, independientemente de nuestros orígenes geográficos, etnicidad, residencia, afiliación política, o creencia religiosa. Como americanos, unimos fuerza como hicieron dos de nuestros más importantes Orishas, Ogún y Oshosi, cuando estos se aliaron en el mito del odu Ogundá Osá, cuyo proverbio nos enseña que en la unión está la fuerza! Inesperadamente, hasta nuestros exilados Orishas yoruba-lukumí-afrocubanos habían adquirido ciudadanía estadounidense y se habían vuelto tan americanos como todos nosotros.

La comunidad lukumí de Miami también creció—quizá maduró—como consecuencia de este evento ya que nosotros también despertamos al amargo saber que tampoco éramos exentos, y que también nosotros estábamos siendo atacados. Durante muchos años, esta comunidad ha sido vista como un grupo etnocéntrico y arrogante, enclaustrado dentro del nicho de nuestro enclave en la ciudad de Miami, y fuera de contacto con el resto de las comunidades lukumí del país, y especialmente cuando los intereses políticos de nuestro exilio no se hallaban en juego. Pero a partir de septiembre 11, también nosotros dimos el frente. Con alma, vida y corazón nos unimos a nuestro país, a Estados Unidos, no a Cuba, en sentir el dolor común. Nosotros también lamentamos y también lloramos y también rezamos y también preguntamos a nuestro Creador, ¿Porque?

Una de las cosas más positivas que surgió de la catástrofe del 11 de septiembre fue el nacimiento del Concilio de Oriatés de Miami. Al unirnos al devastador luto del país, el Concilio surgió como organización oficial, un hecho histórico nunca antes logrado, aunando la fuerza y el apoyo de más de 20 Oriatés en Miami los cuales se reunieron para dialogar el rol de nuestra religión, nuestra posición referente al cobarde ataque, y eventualmente unirnos a nuestro país en ofrecer nuestras oraciones según nuestra tradición. Era nuestro deber, nuestra obligación, nuestra deuda al primer país en el mundo, y en la historia de esta religión, el cual había reconocido nuestro credo como una forma valida de expresión religiosa, y no nos había reducido al nivel de culto supersticioso nacido de la ignorancia, practicado por un sector indeseable de la sociedad (el estigma del cual tanto sufrimos en nuestra Cuba querida); ni escoriado y llamados “idolatras satánicos” y convertidos al cristianismo forzosamente como fueron nuestros ancestros en el territorio Yoruba pre-colonial.

La primera reunión del Concilio tomó lugar el día 21 de septiembre, y en dicha reunión se consultó al oráculo—una consulta hecha para el país y no solo para esta ciudad. La forma tan exitosa en la cual llevamos a cabo nuestros rituales indicados por el oráculo como nuestra aportación a los ruegos del país queda como el testamento más fuerte de nuestra habilidad histórica de unirnos como pueblo religioso ante la adversidad y vencer cualquier obstáculo que se deslice en nuestro camino! La única diferencia es que en este momento, lo hicimos en forma comunal, como grupo y no de manera individual como en tantas otras ocasiones anteriores. Al igual que hicieron Ogún y Oshosi, nosotros también unimos fuerzas, el uno disparando la flecha que paralizó al blanco mientras que el otro limpió el camino con su machete para que alcanzáramos la presa. Maferefún Ogún!

El resto ya es cuestión de historia. El Concilio llevó a cabo un Oro a Egún para rogar por las almas de aquellos que perecieron el día 11 de septiembre; ofrecimos un wemilere a Ogún al cual acudieron más de 500 personas a pesar de la amenaza de un huracán en el caribe y las lluvias torrenciales en la ciudad; conducimos un agbán a Babaluaiyé el cual contó con la participación de mas de 400 personas; y ofrecimos un ebó recomendado por Yemojá para rogar por el bienestar y la estabilidad de nuestra comunidad religiosa y la de nuestros con-ciudadanos. En menos de tres meses nosotros también hemos tenido muchos, muchos logros. Modupé ó!

No obstante, el Concilio ni debe, ni puede tomarse todo el crédito. Estos logros no hubieran sido posibles sin la ayuda y el apoyo de nuestros hermanos y hermanas de religión. De hecho, los logros en si son de ellos; nosotros solo nos unimos a ellos como maestros de ceremonias. Un gran numero de Oriatés, y una cantidad aún mayor de Olorishas y Aborishas de Miami, al igual que de otras partes del país, contribuyeron con su dinero y labor para que estos logros se llevaran a cabo. Aunque ya he hecho hincapié sobre esto en varios comentarios anteriores, deseo nuevamente reiterar su maravilloso apoyo y su tan apreciada participación.

Son demasiados los nombres y sería difícil darle crédito a todos por su ayuda sin olvidarse de algún nombre especifico. Las contribuciones también fueron iguales o hasta más numerosas aún. Esto hace que el proceso de reconocimiento a cada cual sea una labor ardua y difícil. No obstante, lo intentaré. Deseo comenzar pidiendo mil disculpas dado el caso que olvide alguna persona. De por sí, aunque yo me olvide, debe quedar claro de que Egún y los Orishas definitivamente no los olvidaran; de hecho, los tienen que recordar!

El primer nombre de esta lista tiene que ser el de mi Om’orisha Cristina Hernández, Osikán. Como ha hecho en tantas otras ocasiones anteriores, tan pronto yo dije que deseaba llevar a cabo una reunión con los mayores de Miami para discutir el asunto del ataque, ella enseguida me dijo “Padrino, la puedes hacer en mi casa.” Lo que nunca se hubiese imaginado ni ella ni nadie que no solo haríamos la reunión allí, sino que el destino haría que eventualmente terminaríamos consultando al oráculo a través de su dilogún de Elegbá. Fue su Elegbá, su orisha tutelar, el cual nos señalo el camino a tomar, y nos sirvió de guía para emprender nuestro curso durante el periodo inicial de nuestra jornada. Como que si eso no hubiera sido suficiente, le agregamos un peso aún mayor sobre sus hombros ya que eventualmente fue al Ogún de ella al cual se le dirigió el wemilere que dimos en noviembre. De esta forma expresamos nuestro agradecimiento a su Orisha por habernos guiado.

Más aún, las contribuciones de Osikán no terminaron con esas dos cosas. Ella también resultó ser una de las más importantes contribuyentes para el agbán a Babaluaiyé. Aunque me llevaba loco hablándome por teléfono, “Padrino esto . . .” y “Padrino esto otro . . .,” su labor fue formidable.

La contribución de Otto Tianga, Tinibú, también merece una mención especial. Desde el comienzo, Tinibú se tomó la actividad a pecho, como si el wemilere fuese de él mismo y no de la comunidad. Durante toda la etapa preparativa, Tinibú, junto a otro Om’orisha mío, Jeff González, Olubanké, coordinaron una gran parte del evento ya que yo me hallaba fuera de la ciudad en labores religiosas. Ellos dos continuaron llevando la marcha en mi ausencia. Manejaron por toda la ciudad buscando un lugar adecuado donde celebrar el wemilere—algo que como se podrán imaginar no es fácil localizar—; establecieron un numero libre de cargos para que las personas pudieran llamar para ofrecer donaciones y obtener información, recogieron donaciones, prepararon y distribuyeron volantes con la información, y ayudaron en todas las etapas preparatorias del Oro a Egún y el wemilere a Ogún. Fueron tantas las labores que desempeñaron estos dos, y especialmente Tinibú, que no estoy seguro que las he reconocido todas aquí.

Henry Pascual, Oshún Lainú también cubrió muchísimos de los pasos iniciales en la preparación, incluyendo una reunión que se llevó a cabo en su casa durante mi ausencia de la ciudad, la semana antes del evento para finalizar lo que se haría. Adicionalmente, llevó inventario de los materiales que se recaudaron para el wemilere. Junto con mi Om’orisha Betty Rodríguez, Afolabí, durante la duración de los eventos, estaban siempre en movimiento, atendiendo a las necesidades de los humanos y de las deidades. Nuestra gratitud también debe ser extendida a todas las personas de mi ilé osha, Om’orishas y Aborishas los cuales colaboraron con todo y en todo momento. Entre ellos Pablo y Sara Álvarez, Alajé Thomas, Lola Rodríguez, Alimayu Harris, Ester Amores, Erik Boone, y mi hermana Teresa Ramos.

Agradecidos también estamos a mi mamá Olga Ramos, Oshún Keletí, quien junto con Angel Riaño, Talabí, Isabel Urpiz, Omí Saidé, and Xiomara “Monga” Rodríguez, Oniyé, trabajaron arduamente durante largas horas friendo akará para que las personas que acudieron, lo comieran. Lola Rodríguez, Oloshundé, cocinó un exquisito fricasé de pollo para el almuerzo y Doris Martinez, Obá’ñikán trajo natillas y otros dulces para el postre. Varios días antes, Osikán y Lázaro Ramos, Okandenijé, prepararon una cesta llena de akasá y ekó—dos de los adimú que él pidió— para ofrecerle a Ogún, y todas las comidas que se ofrecieron a los ancestros en el Oro a Egún.. Erik Boone, Jimaguas Corp., y Dorian Hernández y su ilé, proveyeron comida y los utensilios para servirla, y donaron tanto que sobró y se le dio uso en el agbán a Babaluaiyé.

Norberto Fernández, Olomikuyá, y Willie Zapata, Oshún Funké, instalaron un trono bellísimo para Ogún. Ezequiel Torres y su grupo Ifé Ilé, donaron sus servicios. Olympia Alfaro—que en paz descanse—Guillermo Monroig, Roque Duarte, Luis González, Jr., y Andrew Iglesias, contribuyeron con su canto.

Para el agbán a Babaluaiyé, muchas de las mismas personas tomaron parte activa en todas las etapas preparativas antes de la ceremonia. Además, muchas caras nuevas hicieron su presencia y probaron ser tan arduos en su determinación a que se lograse un evento exitoso. Nuestra primera deuda es con la Iglesia Lukumí cuyo orisha patrón fue el Babaluaiyé al cual le dirigimos esta ceremonia. Nuevamente en este proceso mi Om’orisha Osikán dio el pecho y brindó una gran ayuda para el agbán. Popi Cioffi y Abelardo Hernández prestaron sus casas para las reuniones. Tony Pena, Maria Antonia y Mario Gutiérrez, Isabel Urpiz, Pedro y Ana Alfaro, Cristina y Fabián Hernández, y Abelardo Hernández todos ofrecieron sus casas como centros de recaudación para las donaciones que hicieron los contribuyentes. Y también aquí hubo personas que se sobrepasaron en su nivel de colaboración y ayuda, los cuales merecen un especial reconocimiento.

Para empezar, Jackie Ben, Oshún Funké, quien junto a su Om’orisha Flor Decker, Olá Leké, y Osikán, salieron a comprar todos los artefactos necesarios para el agbán. Además, Oshún Funké localizó a Valentín y Elizabeth Llorente, dueños de la finca Francis Animal Farm, para ver si ellos ayudaban con algo. La ayuda fue increíblemente generosa ya que nos donaron todos los animales que necesitábamos para el agbán—una contribución de más de $400.00! Ileana Zambrano cuidadosamente llevó las minutas de nuestras reuniones y las transcribió, manteniéndonos a todos al tanto de los pasos a dar y las obligaciones de cada cual. Ella también ofreció su ayuda en la etapa preparatoria y trabajó durante una gran parte del día cortando viandas y demás y preparando las comidas para el agbán.

Uno de los primeros pasos para un agbán que más tiempo consume es la preparación de los artículos que se van a utilizar para la limpieza. Es necesario picar las viandas, frutas y demás en trocitos pequeños, y colocarse todo lo que se va a emplear para la limpieza en platos. Para un evento de esta magnitud, este proceso tomó largas horas y necesitó muchísimos voluntarios. Este grupo llegó temprano en la mañana de la ceremonia y comenzó a trabajar lo cual hicieron durante largas horas! En si, la contribución de ellos fue una de las más importantes ya que nos proveyeron con los materiales sin lo cuales no hubiéramos podido hacer la ceremonia. Agradecidísimos estamos a José Esquía, Okán Tomí, Héctor Peláez, Omí Tilé, Caridad “Cacha” Sánchez, Oló Oshún, Flor Decker, Olá Leké, Ileana Zambrano, Doris Martinez, Obá’ñikán, David Hoft, Omí Lodé, quienes pasaron larguísimas horas en el Rancho Oddu Ara para que este evento fuese una posibilidad. Que Babaluaiyé se los devuelva con mucha salud y felicidad.

Pedro Alfaro y Ana Alfaro, Shangó Larí y Obá Nilú, también contribuyeron con gran entusiasmo. Pedro diseminó la información del evento a través de la ciudad y solicitó donaciones en los lugares donde él ejerció como Obá. Logró conseguir una gran cantidad de donaciones de comidas que se emplearon para el agbán. Adicionalmente, llegó temprano el día del ceremonial y trabajó al lado de los Oloshas que habían llegado en la mañana a preparar el agbán. Ana Alfaro estuvo a cargo de una de las posiciones más difíciles de cualquier evento—el manejo del dinero! Trabajó con el peso y la Mirada de la ciudad entera sobre sus espaldas, ya que es sabido que muchos de nuestros hermanos religiosos tienen tendencias de ser sospechosos cuando donan dinero para alguna actividad colectiva por miedo a que no se emplee debidamente. El profesionalismo de la Señora Alfaro, su integridad, y su excelente manejo y contabilidad de los fondos y las donaciones contribuyeron muy positivamente al exitoso logro.

A través de todos estos meses, un nombre ha surgido en todo momento: Roberto Berenger, Osha Lerí, dueño del Rancho Oddu Ara, el lugar donde todas nuestras actividades comunales se pudieron efectuar. La generosidad y el nivel de convicción religiosas le han Ganado a Osha Lerí—y sus empleados— una multiplicidad de bendiciones, ya que estas ceremonias no eran posible celebrarse en casa de ningún Olosha. La simple magnitud de los eventos requerían un sitio amplio con las facilidades apropiadas para acomodar la gran cantidad de personas que anticipábamos atenderían a estos eventos. El Rancho Oddu Ara probó ser el lugar ideal para esto.

Al terminar el agbán, resulto que tuvimos tantas comidas sobrantes que pudimos hacer una substancial donación a nombre de la comunidad Lukumí de Miami a Camilus House, una organización local que se dedica a proveerle comida y amparo a las personas desamparadas. Babaluaiyé diseminó su misericordia aquellas personas necesitadas proveyéndoles a todos los miembros de esta comunidad, religiosos o no.

Las siguientes personas contribuyeron con donaciones para nuestros eventos. Muchos contribuyeron con dinero, otros con trabajo físico, y una gran cantidad de personas contribuyeron de ambas maneras. Estos son los verdaderos héroes y los que en realidad hicieron estos logros posibles. El Concilio está eternamente endeudado con cada una de las personas que aparecen en esta lista.

Abelardo Hernández, Miami
Adolfo Rodriguez, Miami
Adrian Suarez, Spain
Aidéz Chichilla, Los Angeles
Alajé Thomas, Miami
Albaro Hernandez, Miami
Alberta & James Russell, New York
Alberto Quintero, Venezuela
Alimayu Harris, Miami
Alma Fernandez, Miami
Ana Alfaro, Miami
Andrew Iglesias, Miami
Angel Riaño, Miami
Antonio C. Sanchez, Miami
Antonio Pena & his ilé, Miami
Aramis Marquez, Miami
Asabi Thomas & her Ilé, Chicago
Beatríz Rodriguez, Miami
Cari Alfaro, Miami
Cari Falero & Fa., Miami
Caridad & Mayra Cotilla, Miami
Caridad “Cacha” Sanchez, Miami
Carlos “Machito” Bresó, Miami
Carlos Jesús Bresó, Miami
Carlos León, Miami
Carlos Torres, Miami
Carmen Plá, Miami
Carmen Santiago & Fa., Miami
Cary & Milton Martinez, Miami
Cary Barrera Otero, Miami
Clay Keck & his Ilé, Michigan
Consuelo España, Miami
Cristina and Fabian Hernández, Miami
Daina Moreno Chavez, Miami
Daisy Castellano, Miami
Dalia Fernandez, Miami
Damarys Figueroa, Miami
David Hoft, Miami
Dolores Rivera, Miami
Dorian Hernandez and his entire Ilé, Miami
Doris Martinez, Miami
Eduardo-ahijado de Maria A. Gutierrez, Miami
Elda Gonzalez, Miami
Elda Gonzalez, Miami
Elena Bombalier, Miami
Ellie Martinez, Miami
Erik Boone, Miami
Ernesto Pichardo, Miami
Evelio Manzana
Felipe Hernández, Los Angeles
Fernando Pichardo, Miami
Finita y Delgado, Miami
Flor Decker, Miami
Gerardo Durán, Miami
Gilberto & Karla López, Miami
Hector Pelaez, Miami
Henry Pascual, Miami
Hilda Ortiz, Los Angeles
Hilda Yeo, Miami
Ileana Zambrano, Miami
Irma Gutierrez, Los Angeles
Isabel Tamayo, Miami
Isaberl Urtiz, Miami
Jackie Ben & her entire Ilé, Miami
Jacquie Soler, Miami
Javier Díaz, Miami
Jimaguas Corp., Miami
Jorge Castillo, Miami
Jorge Ferreira, Miami
Jorge Ortega, Miami
Jose & Lyandis Castillo
José Esquía, Miami
José Gonzalez, Miami
Kerry Daniels, Michigan
Laura Morales, Miami
Lazaro & Jenny Bombalier, Miami
Lazaro Ramos, Miami
Lisa Quesania, Miami
Liza Rodriguez, Miami
Lori & Juan Paraño, Miami
Luis Gonzalez, Miami
Luis Mayorga, Los Angeles
Mannolie DiSantos, Hollywood, Fl.
Margaret Santo, Miami
Maria & Alberto Olivera, Miami
Maria Adela, Miami
Maria Portales, Miami
Marion Gonzalez, Miami
Marlene Lopez, Miami
Marta Mendoza, Los Angeles
Martin Tsang, England
Matín Bherviz, Miami
Miguel Jimenez, Miami
Miguel Sabina, Miami
Mileidi Viera, Miami
Minerva, Miami
Modesta Cruz, Miami
Myriam Pichardo, Miami
Nelson Hernández, Miami
Norberto Fernandez, Miami
Norma Torrado, Miami
Obdulia García, Miami
Olga Abreu, Miami
Olga Ramos, Miami
Olympia Alfaro, Miami
Otto Tianga, Miami
Pablo Salazar, Miami
Pedro Alfaro, Miami
Pedro Alonso, Venezuela
Pedro Bonetti, Miami
Peggy González and her ilé, New Jersey
Popi Cioffi, Miami
Pucha, Miami
Raquel Llanes, Miami
Raul reyes, Miami
Rita & Xiomara Guerra, Miami
Rita Guerra, Miami
Roberto and Michelle Abreu and their ilé, Miami
Roberto Berenger, Miami
Roque Duarte, Miami
Rosalba Palomares, Miami
Rosita Otero, Miami
Salomon Azaguery, Miami
Sara Gonzalez, Miami
Silvia Manzana, Miami
Stephanie Clark, Miami
Tania Vazquez, Miami
Teresa Polanes, Los Angeles
Valentín and Elizabeth Llorente, Miami
Valerie Forbes, Ft. Lauderdale
Vickie Santerzo, Miami
Willie Zapata, Miami
Xiomara “Monga”, Miami
Xiomara Guerra, Miami
Yeyita Pérez, Miami
Yomeli Rodriguez, Miami
Ysel Torres, Miami

Durante el proceso de redacción de este reconocimiento, sufrimos un pesado golpe con la muerte de Olympia Alfaro, Omí Sanyá. Omí Sanyá fue una institución Lukumí ya que fue la una de las pioneras de los apuón—cantantes de tambor—en los Estados Unidos. Ikú se llevó a nuestra hermana mientras cantaba un wemilere—lo que para algunos fue un momento muy pesado. Adicionalmente, la muerte le llegó mientras atravesaba por un periodo económico muy difícil, quizá uno de los más difíciles de su vida. Muchos lectores podrán entender lo difícil que es ser Viejo y de bajos recursos en este país, especialmente en esta era. No obstante, Omí Sanyá fue una mujer muy orgullosa, demasiado como para admitirle a nadie que estaba atravesando una tempestad, por lo cual la comunidad la continuo viendo como siempre la vio: Muy bien vestida, peinada, y arreglada como una millonaria. Pero la realidad era otra, una realidad muy amarga la cual todos nos encontramos cuando llegó el momento de hacer las preparaciones para su funeral y entierro. No solo que no tenía un centavo a su nombre, sino tampoco tenía ningún tipo de arreglo previo para su descanso final.

El Concilio rápidamente dio el frente y se puso en movimiento para lograr esta triste meta. Habían sobrado algunos fondos de las recaudaciones del wemilere de Ogún y del agbán los cuales estábamos en el proceso de donar como habíamos prometidos hacer. Pero tal parece que Eshú estaba jugando con nosotros. Cuando intentamos hacer la donación inicialmente, la cual decidimos hacer a una de las organizaciones de New York para las victimas del 11 de septiembre, estas organizaciones habían dejado de aceptar donaciones. La Cruz Roja se hallaba en la misma condición. Finalmente, decidimos donar los fondos a una organización local para ayudar a las personas afligidas por el virus del SIDA y nos hallábamos en los pasos finales de esta transacción cuando Omí Sanyá sufrió el derrame cerebral. ¿Que causa más merecedora de este dinero que una causa como esta, la de dar sepultura final a una de las nuestras, a una institución Lukumí? Y así decidimos hacer. La Iglesia Lukumí y la familia Pichardo donaron el terreno en el cementerio y el Concilio, con la ayuda de otros hermanos y hermanas de nuestra fe, cubrió el gasto del velorio.

Yo personalmente he quedado endeudado a un grupo de Olorishas quienes dieron el frente durante este proceso. Como una de esas ironias que tiene la vida, yo no pude estar presente para despedirme de mi amiga en su momento final. Desafortunadamente, en el trabajo que desempeño dentro de la religión no hay forma de reportarse enfermo y faltar. Yo me hallaba primero en New York, y luego en Puerto Rico dirigiendo las honras de la difunta Librada Quiles, Oshún Widé. Pero aunque mi presencia hubiera sido deseable, no fue indispensable pues hubieron otros aburos responsables quienes dijeron “presente,” y cumplieron con su deber con Omí Sanyá. Deseo expresar mi más sincera gratitud a Fernando Pichardo por su ayuda importantísima con los preparativos y las transacciones con las funerarias. Mi Om’orisha Jeff González, Olubanké, y Otto Tianga, Tinibú, dieron los pasos iniciales en preparación para el etutú. Previamente Olubanké había traído los orishas de Omí Sanyá para su casa ya que en los días que la difunta sufrió el derrame, se hallaba en planes de mudadas y todas sus pertenencias, incluyendo sus orishas, se hallaban cerrados en la casa vieja. Osikán nuevamente ofreció su casa para que se hiciera el etutú.

Manolo Mederos, Eshú Onaré, quien vino a conocer a Omí Sanyá en el funeral ya que nunca se conocieron en vida, hizo el etutú con la ayuda de Carlos Bresó Jr., Edubí. A ambos le expreso mi mas sincero agradecimiento—al igual que lo expresa la familia de Omí Sanyá. El nivel de profesionalismo exhibido por estos hermanos y su devoción religiosa ayudaron a que este proceso final de la difunta fuese menos arduo durante un periodo que en si fue bastante turbulento. Luego de un largo día de trabajo, una Sábado en la noche estos señores continuaron laborando para cumplir con sus deberes religiosos y su sentido de obligación humana a una hermana religiosa.

También se le agradece a Ezequiel Torres, Oshalashé, y sus hijos Aruan y Aride, quienes llevaron Añá al velorio e hicieron oro a una persona quien para ellos había sido tanto amiga como guía. Liz Balmaseda, reconocidísima columnista del periódico Miami Herald, escribió una bella elogía que inmortalizó a Omí Sanyá para la posteridad. Que Olorún siempre le conceda prosperidad y Adelanto para que ella pueda continuar escribiendo y siendo una de las glorias de Miami. Modupué ó Liz. Definitivamente, quedo establecido muy claramente que Omí Sanyá había tocado el alma de muchos de nosotros en muchas y varias maneras.

Finalmente, deseo alabar a la comunidad Lukumí de Puerto Rico. En el tercer día de las honras, antes de comenzar a llamar a Oshún, pedí a los Olorishas presentes que observaran un minuto de silencio en honor a nuestra hermana que se velaba en ese día en Miami. Esta comunidad creciente, pocos de los cuales habían tenido vinculo con Omí Sanyá, inmediatamente paró, bajaron sus cabezas, y observaron ese minuto de silencio en honor a la difunta. La belleza de este momento, el comportamiento de estos Olorishas y su buena fe en este minúsculo periodo de tiempo, es unos de los minutos de mi vida que recordaré eternamente.

Aunque sé que probablemente he omitido algunos nombres, ha sido mi más sincera intención reconocer la participación de todos y decirle modupué ó a todos aquellos que contribuyeron a todos nuestros esfuerzos durante estos cinco meses. De no haber sido por el apoyo, tanto moral como económico, y la presencia y labor de todas estas personas, ninguno de los logros que ha tenido nuestro Concilio en sus poco tiempo de establecido se hubieran podido realizar. En realidad, el Concilio no ha logrado nada: los logros han sido de la comunidad Lukumí de Miami.

© 2010 Eleda.org Web design and development by Tami Jo Urban Suffusion WordPress theme by Sayontan Sinha